Festival de Mar del Plata: Cinco películas imperdibles para ver desde este jueves

El encuentro cinematográfico virtual sigue hasta el 29 de noviembre. Aquí, las más destacadas.

Por Redacción

jueves 26 de noviembre, 2020

Hasta el domingo 29 de noviembre, se sigue desarrollando la 35ta edición del Festival de Cine de Mar del Plata, que es virtual y gratuita, con más de cien largometrajes y cortos disponibles para todo el público.

La mayor parte de las películas está disponible por tres días. Aquí, una selección de cinco títulos recomendables que pueden verse desde este  jueves 26 de noviembre, con sinopsis extraídas del catálogo del Festival.

Come True, de Anthony Scott Burns

Hora Cero, Canadá, 105’, 2020

Disponible jueves 26

Sarah es una adolescente que huyó de su casa. Cansada de dormir en la calle o en lo de una amiga, encuentra un aviso que promociona un estudio del sueño y decide anotarse: eso le dará un techo donde dormir e incluso recibirá dinero a cambio.

El estudio es secreto; a ningún miembro del equipo que lo lleva a cabo le está permitido decir de qué se trata. Pero pronto Sarah, quien ya venía teniendo unos sueños bastante extraños, comienza a notar lo mucho que la está afectando la situación.

Moving On, de Yoon Dan-bi

Competencia Internacional, Corea del Sur, 105’, 2020

Disponible jueves 26 y viernes 27

El mismo año en que Parásitos, otra película coreana sobre familias, clases sociales y problemas inmobiliarios marcaba un hito en la historia del cine mundial, la joven directora Yoon Dan-bi realizaba su ópera prima con elementos similares, pero con una mirada centrada en la introspección de sus personajes y una notable sensibilidad para realizar un retrato sobre la vida de una familia, utilizando las herramientas cinematográficas con simpleza y sabiduría.

Luego del divorcio de sus padres, la adolescente Okju, junto a su padre y su hermano, se muda a la casa de su abuelo. A partir de ese momento, las rutinas de la familia se verán cambiadas, lo que les da un nuevo sentido a las vidas y a los sentimientos de los protagonistas.

Piola, de Luis Alejandro Pérez

Competencia Latinoamericana, Chile, 100’, 2020

Disponible el jueves 26

En una escuela secundaria, dos estudiantes pasan al frente a exhibir su trabajo. Charly hace la base de beatbox, Hueso recita: “A través de esta música digo lo que siento / y tengo tanta mierda que a veces reviento”. A la profesora no le parece correcta la canción y la escuela decide suspender a los alumnos, quienes, junto a otros chicos, forman el grupo de rap De la Urbe.

Piola es un coming of age político que refleja con acciones la difícil situación económica de la clase media en Chile, con familias endeudadas y jóvenes sin oportunidades. A través de un relato coral, la película dibuja la vida de un grupo de adolescentes que se sienten perdidos, salvo cuando rapean.

En la frontera, de José Celestino Campusano

Festival de Mar del Plata: En la frontera, del argentino José Campusano.

Selección Oficial Fuera de Competencia, Argentina, 78’, 2020

Disponible el jueves 26 y viernes 27

Vero vive con su hermano mayor Abel, y ambos trabajan juntos en una obra en construcción. Allí debe soportar los avances de algunos de los operarios, aunque ya está acostumbrada porque trabaja en esto desde muy joven.

En la frontera sigue a este personaje en su camino para convertirse en una mejor persona, el cual vemos ejemplificado en la manera en que ayuda a una prima que sufre violencia doméstica y en el momento en que se anota en una ONG que les da comida a los sin techo que viven sobre la avenida Paseo Colón.

Mes chers espions, de Vladimir Léon

Festival de Mar del Plata: Mes chers espions, el filme de Vladimir Léon.

Competencia Estados Alterados, Francia/Rusia, 134’, 2020

Disponible el jueves 26 y viernes 27

Vladimir Léon baja a tomar el subte para ir a ver a su hermano Pierre. En la mano lleva un maletín de tamaño considerable. Vladimir sabe que dentro de él hay todo tipo de documentos que pertenecieron a su madre, muerta hace dos años, pero hasta ahora no se animó a abrirlo.

Corte a diez años atrás, donde vemos una entrevista que la realizadora Louise Narboni le hizo a Svetlana, la madre de Vladimir y Pierre. Svetlana nació en París, pero en 1948, cuando tenía 14 años, su familia fue deportada de Francia por, supuestamente, haber sido espías.

De vuelta en el presente, y luego de haber encontrado en el maletín de marras una carta sospechosa, Vladimir y Pierre emprenden un viaje a Rusia –el lugar donde nacieron– para intentar desentrañar su historia familiar y resolver el misterio.

Fuente: Clarín

Comentarios