Nocturnidad en pandemia: cómo serán las “burbujas” en el complejo Playa Grande

En la próxima sesión, el Concejo Deliberante aprobaría un proyecto de ordenanza que autoriza con “carácter precario y excepcional” la actividad de gastronomía en el horario nocturno en las “áreas comunes exteriores” del complejo Playa Grande.

Por Redacción

viernes 4 de diciembre, 2020

Tal como adelantó El Marplatense, el gobierno municipal elevó a consideración del Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza con el objetivo de autorizar con “carácter precario y excepcional” la actividad de gastronomía y afines en el horario nocturno en las “áreas comunes exteriores” de las concesiones correspondientes a los balnearios del complejo Playa Grande.

Durante la pasada semana, el intendente Guillermo Montenegro ratificó que "no habrá boliche" en esta temporada estival que se verá signada por la pandemia del coronavirus y remarcó que toda la actividad nocturna que se autorice deberá acogerse a las distintas restricciones que se impondrán desde el Gobierno en pos de cuidar la salud de los marplatenses y turistas.

"El 'boliche' no existe en esta temporada. No habrá posibilidad de baile porque esto va a ser una temporada con pandemia", remarcó el jefe comunal.

Y añadió: “Tenemos que asumir que esta es la primera vez en la historia que nuestra ciudad tendrá una temporada en pandemia. Y los marplatenses tendremos que hacer un esfuerzo, cuidando la salud y también el trabajo”.

En el expediente elevado al HCD, al cual este portal de noticias tuvo acceso, desde el Ejecutivo local se explicó que “se tramita el proyecto de ordenanza destinado a autorizar el uso de espacios comunes exteriores correspondientes al Complejo Playa Grande para el desarrollo de la actividad gastronómica y afines en el horario nocturno”.

A su vez, se remarcó que “resulta de público conocimiento que la situación de pandemia que estamos atravesando impide el planeamiento y desarrollo de actividades de esparcimiento bajo condiciones normales y que debemos arbitrar los medios a nuestro alcance para garantizar la prestación de servicios de modo tal de facilitar el cumplimiento del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio en el polo gastronómico nocturno del sector, que resulta tal convocante”.

Al mismo tiempo, se indicó que “a tal fin se entiende necesario acceder a los planteos formulados por los concesionarios del sector Playa Grande, instando la autorización para el uso de los espacios comunes exteriores para el desenvolvimiento de la actividad, con el fin de evitar la conglomeración de gente en espacios que son normalmente cerrados y estableciendo protocolos particulares para asegurar la prevención de contagios”.

“Asimismo, se prevén determinadas condiciones para la obtención de la autorización, tales como precariedad en el permiso, excepcionalidad, plazo de vigencia y obligaciones adicionales de seguridad, limpieza, etc. con la finalidad de salvaguardar la integridad de todos los concurrentes”, se añadió desde el gobierno comunal.

De acuerdo a las fuentes legislativas consultadas por este medio, la iniciativa se aprobaría en la próxima sesión del Concejo Deliberante. En el proyecto, se prohíbe "la instalación de pistas de baile de cualquier naturaleza” y “la venta de bebidas alcohólicas fuera de los límites de los locales comerciales correspondientes a cada unidad”.

Además, se establece que se obliga a "los concesionarios que hagan uso de este permiso a reestablecer las condiciones del Complejo en cuanto a limpieza y orden a partir del horario de las 6 horas de cada día".

"Se establece que la presente autorización tendrá vigencia desde el 1 de diciembre de 2020 hasta el 4 de abril de 2021 y se otorga con carácter precario y excepcional en el marco de la pandemia generada por el Covid-19. Por tal motivo, es susceptible de ser revocada en cualquier momento", se resalta.

En la documentación, tal como adelantó este medio, los representantes de distintos locales gastronómicos de Playa Grande explicaron que “para poder funcionar durante la próxima temporada, en el contexto de la emergencia sanitaria y las medidas de aislamiento y distanciamiento social, colaborando con los requerimientos de las autoridades municipales y provinciales de brindar servicios al aire libre y en adecuadas condiciones de higiene y salubridad –lo cual también ayuda a evitar fiestas clandestinas y antirreglamentarias, en espacios que no cuentan con habilitación, ni los cuidados exigibles– solicitamos el uso nocturno de algunas de las áreas comunes del sector Playa Grande”.

Y remarcaron que “nos comprometemos a desarrollar nuestras actividades durante la próxima temporada de verano. Aclaramos que el desarrollo de actividades en estos espacios, al aire libre, con distanciamiento social y adecuadas medidas de cuidado y prevención ayudará a ordenar y controlar el divertimento nocturno –que, de otro modo, se descontrolará y desarrollará en forma clandestina”.

A continuación, los empresarios resaltaron que “para la implementación de esta propuesta nos hemos puesto en contacto con las autoridades competentes de la municipalidad y el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, fuerzas de seguridad, expertos en antisiniestralidad, seguridad e higiene, empresas de emergencias médicas y de limpieza, y una serie de profesionales y empresas con idoneidad y experiencia en las distintas materias involucradas”.

Lo que buscamos es que las actividades nocturnas se desarrollen de manera segura y ordenada, con todas las medidas de cuidado y prevención. Que terminen a la hora que deben terminar y que las áreas comunes alcanzadas por su desarrollo queden limpias, para favorecer su reversibilidad y el uso diurno, para actividades de balneario, deportivas, recreativas, etcétera. Por ello mismo, nos comprometemos a mantener las parquizaciones, mantener y reparar todo el mobiliario y equipamiento”, culminaron.

En la iniciativa, se propone “utilizar en forma transitoria y reversible las siguientes áreas comunes y espacios de uso público al aire libre del complejo Playa Grande para el desarrollo de actividades gastronómicas y de expansión nocturna, en el marco de la emergencia sanitaria vinculada a la pandemia”.

En ese sentido, se establece que “un área de expansión para el funcionamiento de locales gastronómicos –restaurant, café, bar, etcétera–, exclusivamente en horario diurno y en el horario de 18 a 24, con mesas alrededor de los locales. Un área de expansión para el funcionamiento de locales nocturnos”.

Además, se puntualiza que “los usos y actividades a desarrollar en las áreas de expansión, serán las mismas que los locales tengan autorizados por las autoridades gubernamentales competentes. Las actividades comerciales serán desarrolladas en iguales condiciones y con los mismos alcances y limitaciones incluidos en los respectivos actos de autorización, habilitación o permiso. Los locales podrán ocupar las áreas de expansión con mesas, sillas y livings, ubicados en los espacios demarcados”.

Al mismo tiempo, los titulares de los locales gastronómicos y de expansión nocturna que desarrollen actividades en las áreas de expansión deben, de acuerdo con las pautas que establezcan las autoridades gubernamentales competentes, colocar señalizaciones y carteles con el esquema de zonificación transitoria, la ubicación de los locales, accesos, circulaciones, salidas, etcétera. Asimismo, deberán disponer en los accesos o circulaciones señalizaciones y carteles que informen a los asistentes sobre medidas de prevención y cuidado en el marco de la pandemia.

A su vez, los accesos y circulaciones de personas se ajustarán a lo previsto en el esquema de zonificación transitoria. “Se ubicarán en el frente de las edificaciones, sobre el paseo público, a fin de evitar aglomeraciones. Se procurará que la circulación de personas se haga en un solo sentido, a fin de evitar los cruces y aglomeraciones”, se subraya en la iniciativa.

Con respecto a la “sectorización”, cada local deberá contribuir a que se respete la densidad ocupacional y el distanciamiento social, y evitar aglomeraciones. “La sectorización se hará con vallas móviles, a fin de asegurar el carácter transitorio y reversible del funcionamiento del área de expansión”, se detalla.

Además, se establece que “en los accesos se ubicarán mesas de recepción y fiscalización, en las que se controlará el uso de elementos de protección personal por cada uno de los asistentes, se tomará temperatura personal, se consultará sobre la existencia de síntomas, se entregará y recibirá declaración jurada y se cumplirán las restantes medidas de prevención y control fijadas por la normativa vigente y por los protocolos de higiene y salud registrados por las autoridades gubernamentales competentes. En la misma oportunidad se consultará y controlará la existencia de reserva previa, se indicará la mesa o living o sector al que debe trasladarse cada asistente y se controlará el aforo”.

En esa línea, se destaca que “los locales gastronómicos y de expansión nocturna podrán situar en las áreas de expansión, mesas o livings con una capacidad máxima de diez personas cada uno, sin poder superar en ningún caso la densidad de ocupación determinada para el local por las autoridades gubernamentales competentes”.

"Los titulares de locales de expansión nocturna deberán tener contratado servicios de asistencia y emergencias médicas - socorristas, ambulancias, etcétera– que cumplan contingencias dentro de los locales y en las áreas de expansión", finaliza el texto.

Comentarios