Defensoría del turista: "Lo destinado en el presupuesto 2021 no alcanza ni para lapiceras"

Así lo afirmó el defensor Fernando Rizzi. Asimismo, se refirió al encuentro que mantuvieron con empresarios de los balnearios para elaborar un sistema que permita canalizar quejas y denuncias de los usuarios.

Por Redacción

lunes 14 de diciembre, 2020

El presupuesto 2021 será tratado este lunes en la sesión del Concejo Deliberante. En este marco, Fernando Rizzi, Defensor del Pueblo, cuestionó que hay una reducción en el estimado para el área.

"El presupuesto es inferior en un 22% al de este año, sin contar la inflación,  por demás austeros que apenas alcanzan para funcionar. No garantiza ni siquiera el volver a cubrir dos cargos que quedaron vacantes de los seis cargos que teníamos, de los cuales hoy solo tenemos cuatro cargos administrativos y necesitamos imperiosamente la designación de dos personas más", afirmó Rizzi en diálogo con Antes que sea tarde por Radio Mitre Mar del Plata.

En este sentido, destacó que "lo que tiene asignado el programa de Defensoría al turista para todo el año 2021, es de 8 mil pesos que no alcanza ni para lapiceras, por lo que estamos en este momento debatiendo con las autoridades del Concejo Deliberante las necesidades que realmente tenemos para funcionar".

Al ser consultado sobre si este año se trabajará con la Defensoría del turista de cara a la temporada, respondió afirmativamente y señaló que "vamos a tener una temporada más chica en cuanto a la cantidad de visitantes, pero seguramente más intensa y compleja en cuanto a reclamos, teniendo en cuenta de que estaremos en tiempos de pandemia donde hay una sensibilidad mayor de la población".

Por otra parte, respecto a la reunión que mantuvieron desde la Defensoría con la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines de la Costa de Mar del Plata (CEBRA), Rizzi explicó que es un encuentro que realizan todos los años "para ajustar un sistema que permita canalizar quejas y denuncias de los usuarios de las playas, ya sean públicas como privadas y tener un ámbito de resolución inmediata de cualquier problema o cualquier conflicto".

"Esto significa por ejemplo, reclamos de bajadas públicas, servicios de guardavidas, baños públicos y prestación de servicios en general. Con un determinado nivel de quejas y consultas que tenemos cada año, nosotros actuamos en casos de una violación de contrato, un incumplimiento grave, como un exceso del espacio de sombra permitido o diferente tipo de inconvenientes, para los cuales tenemos un canal o mecanismo con CEBRA, como para que se resuelvan inmediatamente", apuntó Rizzi.

En referencia a los espacios públicos que se han reclamado mediante diferentes manifestaciones en las playas públicas, dijo que cuando se vuelvan a hacer licitaciones de concesión, se deberá "requerir mayores espacios públicos o directamente hacer playas públicas equipadas, donde haya alquiler de sombrillas, de reposeras, servicios gastronómicos y no carpas".

"Mientras tanto obviamente se debe realizar el control estricto y exhaustivo de los espacios de playa pública, que en muchos casos son franjas perpendiculares o paralelas al mar, para que se cumpla con esto, porque obviamente es el espacio que le corresponde a la comunidad y que varía en sus porcentajes en cada balneario", aseveró.

Comentarios