MODA

¿Ha acabado el coronavirus con la ropa formal?

por Guillermo Restovich

Por Redacción

domingo 10 de enero, 2021

Antes que llegara la pandemia, visitar Londres era aterrizar en una de las capitales más bulliciosas llenas de Hombres y mujeres impecablemente vestidos, transitando entre los altos monumentos históricos y altos edificios de cristal.Por bien vestidos nos referimos a trajes sastre hechos a medida, zapatos tipo Oxford bien pulidos, camisas inmaculadas, corbatas de diferentes anchos y abrigos elegantes.

Si hoy visitamos Londres, nos encontramos con un panorama completamente diferente, calles tranquilas donde las palomas superan en número a las personas que las transitan, y ese sinnúmero de personas elegantemente vestidas ya no se encuentran en ningún lado.

MOSS BROS, MARCA LIDER SOLICITA AYUDA FINANCIERA

El minorista de ropa formal más grande del Reino Unido, Moss Bros, puso de manifiesto el impacto nefasto que tuvo la pandemia en los trajes y la ropa formal. Eventos cancelados, oficinas cerradas y bodas pospuestas, gran parte de la industria de la ropa formal han tenido que mitigar los impactos de la pandemia buscando un futuro distinto para sus negocios.

Para Moss Bros, que opera en 128 tiendas minoristas y emplea a alrededor de 800 empleados, la aprobación del ajuste de riesgo de crédito permitiría al minorista “restablecer” su base de costes y “salir de la pandemia con una base financiera segura”, asegura el director ejecutivo Brian Brick. Pero para la industria de la ropa formal en su conjunto, ¿qué depara el futuro?

En un artículo de opinión de la publicación City AM de Londres, Nick Wheeler OBE, fundador de la marca de ropa formal Charles Tyrwhitt, dice que el coronavirus ha acelerado enormemente la evolución del trabajo flexible y, con ello, las expectativas de lo que es el nuevo look de oficina.

EL CASUAL FRIDAY AHORA ES TODOS LOS DÍAS

“Durante años, la ropa informal se ha ido infiltrando cada vez más en las oficinas. El “casual Friday” con ropa informal ha conquistado al resto de los días de la semana. Camisas y géneros de punto están reemplazando rápidamente al traje, la camisa y la corbata, incluso los bancarios, corredores de bolsa y abogados más tradicionales han sucumbido al cambio”.

“La ropa cómoda con un toque formal se puede usar con la misma soltura en una sala de juntas o trabajando desde casa, con una videollamada desde tu habitación. Este es el futuro de la moda formal masculina. El traje atemporal y la camisa formal seguirán siendo una opción pero menos usada, sólo para grandes eventos, entrevistas importantes y celebraciones como bodas por ejemplo”.

Evidentemente, una vez que el mundo comience a girar nuevamente y las empresas vuelvan a abrir sus oficinas y los eventos vuelvan a tener fecha en el calendario, también será necesario un look más formal.

Para compensar los estilismos de Zoom que hemos usado durante los últimos diez meses, será emocionante poder disfrazarnos, marcar y respetar las ocasiones con una elección de ropa que no sea remeras y jeans, o ni el estilismo fetiche de la era del Covid: ropa de oficina para las partes de arriba y ropa cómoda para las de abajo. Muchos esperan volver a arreglarse como tenían por costumbre antes de la pandemia..

Guillermo Cesar Restovich
RR.PP. Integrante CIMMAR
Instagram @guillermo_restovich

Comentarios