Ivermectina: qué se sabe del tratamiento contra el Covid que no admitió Provincia, aunque es avalado por varias provincias y países

Se trata de un agente antiparasitario conocido que demostró actividad in vitro contra el SARS-CoV-2. Misiones, Jujuy, Salta, Corrientes, Tucumán y La Pampa recomiendan su uso en personal sanitario y personas contagiadas.

Por Redacción

sábado 30 de enero, 2021

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires no admitió en las últimas horas la acción de amparo presentada por abogado marplatense Julio Razona contra el Ministerio de Salud bonaerense para que apruebe y distribuya Ivermectina "para prevenir y curar el Covid".

"Lo que yo le estoy pidiendo a la provincia es que haga lo que ya hicieron siete provincias de la Argentina que es que utilice el medicamento como preventiva y curativa del coronavirus, no habiendo una vacuna que no se encuentre una etapa experimental", indicó el abogado a El Marplatense.

El expediente volvió a Mar del Plata este viernes. En tanto, esta semana el abogado pedirá al Juzgado que "cite a todos los que tiene que consultar, que le van a mandar toda la bibliografía original" para que el tribunal resuelva si hace lugar a la demanda. Si hace lugar, ordenará a la Provincia que "administre Ivermectina a la población de manera preventiva".

Mientras tanto, a nivel internacional, crece el consenso sobre los beneficios en la prevención y tratamiento temprano del coronavirus del medicamento, un conocido agente antiparasitario de amplio espectro que si bien su indicación primaria desde hace muchos años era para uso veterinario, luego recibió la aprobación de la FDA para su utilización en humanos y en investigaciones clínicas está demostrando proveer una significativa reducción en el riesgo de contagio y alentadores resultados en el tratamiento de los pacientes Covid positivos.

Distintos trabajos venían evidenciando una importante actividad antiviral in vitro contra una amplia gama de virus, incluido el coronavirus SARS-CoV-2, pero nuevas evidencias ya en estudios de profilaxis con agentes de salud y de tratamiento en pacientes infectados, arrojan esperanzas sobre sus potenciales efectos protectores.

En la Argentina, si bien la ANMAT no aprobó su uso ni en prevención ni como tratamiento de la infección por Covid-19, ya hay 5 provincias que lo recomiendan destinado al personal sanitario y para personas contagiadas: Misiones, Salta, Corrientes, Tucumán y La Pampa. Paralelamente, las farmacias de todo el país están viendo un incremento en las recetas de ivermectina.

"Se dice que todavía no hay estudios hechos, pero sí hay y yo los menciono en el amparo. Existe una cantidad enorme de trabajos que certifican que la ivermectina es eficiente. Es un medicamento aprobado el ANMAT como un antiparasitario que no tiene efectos secundarios y la Organización Mundial de la Salud lo declaró como medicamento esencial", concluyó Razona.

QUÉ DICEN LOS ESTUDIOS

En cuanto al crecimiento de la evidencia científica a favor de la droga, el abogado hizo referencia al proyecto "Evaluación del efecto antiviral del fármaco ivermectina contra SARS-CoV-2", a cargo de un consorcio público-privado liderado por el Dr. Alejandro Krolewiecki del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Sede regional Orán de la Universidad Nacional de Salta (UNSa).

Puntualmente, el estudio afirma que "el hallazgo de la actividad antiviral de ivermectina es resultado de un estudio clínico sobre 45 pacientes con enfermedad leve o moderada en distintos centros hospitalarios (CEMIC, Muñiz y Alta Cuenca de Cañuelas) y destaca: "Los pacientes que recibieron ivermectina presentaron una respuesta antiviral significativamente diferente a los no tratados, el efecto se evidenció en la disminución más profunda de virus en secreciones".

Asimismo, Infobae realizó un relevamiento de los estudios internacionales que respaldan los beneficios del uso del medicamento contra el Covid-19, entre los que se destacan trabajos de España, Brasil, Estados Unidos y del Reino Unido.

Un metaanálisis realizado en el Reino Unido por un grupo de médicos expertos en cuidados intensivos agrupados en la "Alianza de Cuidados Críticos de COVID-19 en Primera Línea" (FLCCC por su sigla en inglés), concluyó que la ivermectina es un fármaco esencial para disminuir la morbilidad y mortalidad producida por la infección por COVID-19 y que dado los resultados alcanzados ya no es ético seguir realizando ensayos comparativos entre ivermectina y placebo, y que aquellos en curso que se están llevando a cabo deberían cerrarse.

El trabajo, denominado "La ivermectina reduce el riesgo de muerte por COVID-19: una revisión rápida y metaanálisis en apoyo de la recomendación de la primera línea COVID-19. Alianza de cuidados críticos", analizó los resultados de 25 investigaciones científicas de ivermectina vs. placebo en términos de muerte (resultado primario), mejora o deterioro de la condición, tiempo de recuperación, duración de la internación hospitalaria, admisión al hospital (para tratamiento ambulatorio), ingreso a unidad de cuidados críticos (o requerimiento de ventilación) y efectos adversos graves.

Esta revisión y metaanálisis, que en total incluyó 2045 participantes como profilaxis y 1835 COVID positivos, confirmó una reducción de la mortalidad de entre el 65 y el 92% (dependiendo del estadio de la enfermedad en los pacientes tratados) y una disminución de la infección por COVID-19 entre un 82 y 92% cuando se usa en forma preventiva en los trabajadores de la salud y sus contactos estrechos.

Muchos otros trabajos se han ocupado de evaluar los posibles beneficios de la ivermectina, entre otros, un estudio llevado a cabo en 2020 por un grupo de científicos australianos liderados por el doctor León Caly publicado en la revista ‘Antiviral Research’ alertó sobre los posibles efectos benéficos de la ivermectina, demostrando que inhibía in vitro la replicación del coronavirus SARS-CoV-2 en cultivos celulares. Un ensayo de médicos españoles cuya investigadora principal fue la Dra. María Teresa Gómez-Hernández concluyó que el tratamiento con ivermectina puede mejorar el pronóstico de los pacientes con COVID-19.

En paralelo, la prestigiosa revista brasilera Braz y Infect publicó una carta al editor donde un grupo de investigadores de la India solicitaba que "más allá de las certezas y las dudas al respecto, es fundamental que los ensayos clínicos que se realizan sobre ivermectina incluyan a pacientes con COVID-19 para comprender si esta droga puede ofrecer efectos beneficiosos en pacientes que ya desarrollaron complicaciones producto de la infección".

Y un trabajo sobre 72 pacientes denominado "Un curso de 5 días de tratamiento con ivermectina reduce la duración de la infección por COVID-19", publicado en el International Journal of Infections Diseases, concluyó que "aunque la muestra del estudio fue demasiado pequeña (n = 72) como para sacar conclusiones sólidas, los resultados proporcionan evidencia del beneficio potencial de la intervención temprana con el fármaco ivermectina para el tratamiento de pacientes adultos diagnosticados con Covid leve".

Otra investigación, esta vez en Florida, Estados Unidos, denominada "Uso de ivermectina se asocia a una menor mortalidad en pacientes hospitalizados con enfermedad por coronavirus 2019", cuyas conclusiones se publicaron en el CHEST Journal, demostró analizando los resultados observados en 280 pacientes, que "la terapia con ivermectina se asoció con una menor mortalidad durante el tratamiento de Covid-19, especialmente en pacientes con compromiso pulmonar grave", aclarando que se necesitan ensayos controlados aleatorios para confirmar estos hallazgos.

Los principales efectos adversos reportados por el uso habitual de la ivermectina, que en general son leves y transitorios y desaparecen al discontinuar el tratamiento, son mareos, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor o hinchazón estomacal, diarrea, estreñimiento, debilidad, somnolencia y molestias en el pecho.

Comentarios