GALERIA

La nueva vida de los perros rescatados: "Tienen miedo, les tiraban gatos para que los ataquen"

Los cuatro animales fueron rescatados gracias a una denuncia penal efectuada por vecinos. Los evaluaron clínicamente, castraron y permanecen en guarda para tránsito de adopción, lejos del sufrimiento que padecieron.

Por Redacción

domingo 16 de mayo, 2021

A raíz de una denuncia policial efectuada por vecinos en la Comisaría N°12, cuatro perros fueron rescatados la semana pasada por maltrato animal de una vivienda en Rodríguez Peña al 7000. Fueron evaluados clínicamente, castrados y hoy permanecen en guarda para tránsito de adopción.

En primer lugar, personal del Departamento de Sanidad y Control Animal y la patrulla municipal retiraron dos de los perros que se encontraban en la vía pública, uno de ellos con heridas graves producto del maltrato recibido. Luego, si bien se intentó retirar a los otros dos animales de la vivienda, no obtuvo respuesta por parte del propietario y dueño de los animales.

Por tal motivo, la fiscalía N°4 a cargo de Andrea Gómez libró rápidamente una orden de allanamiento, permitiendo que personal municipal, forzando la cerradura para ingresar al domicilio, retiraran el sábado pasado los dos que permanecían en el interior de la vivienda con clara evidencia de haber sido maltratados.

Lejos del sufrimiento que padecieron, proteccionistas intentan prepararlos para sus nuevos hogares. El Marplatense dialogó con Sol Actis, quien aloja a dos de los perros rescatados, para conocer los primeros pasos camino a su nueva vida y cómo se adaptan después de tantos maltratos.

"Por ahora, están en mi casa porque la guardería queda muy lejos. Además, vivo con perros, gatos y niños y queríamos ver cómo se adaptaban a eso. El blanco que era el violento del grupo es un amor y la chiquita tenía pánico a todo. Caminabas a su lado y se escondía", contó.

"Si mis nenes les tiran una pelota con la mano por abajo juegan, pero, si se la tiran con la mano por arriba, corren y se esconden. Tienen mucho miedo. Queremos entregarlos lo más sanos emocionalmente posible. Les gusta la gente, mueven la cola, se dejan hacer mimos", detalló.

"Ya los llevamos a la plaza, juegan con otros perros, no se pelean con nadie, hacen caso. Siempre están pegado uno al otro, son muy hermanos. De a poco les vamos sacando el miedo. Al haber niños, hay ruido, y eso los acostumbra a que no se exasperen. A ellos les tiraban gatos para que los ataquen", dijo.

"Estaban muertos de hambre. Tenía mucho miedo de comer. La chiquita pasaba un pajarito, se escondía y no comía. Todo con las donaciones de la gente", afirmó.

"No se van a dar en adopción hasta que no sepamos bien el estado general. Salieron de Zoonosis con la castración así que a los diez días se les sacan los puntos, se les hace un chequeo. A los veinte días, se le hacen las vacunas y hay que desparasitarlos", informó.

"Después está Cielo, que se queda con otra chica. Tiene la pata amputada y está famélica. Le hicieron una transfusión. Tiene la mirada perdida y está muy triste. Se juntaron los tres y lloraban por verse. Queremos que los dos que están en casa se vayan juntos, vemos que son muy unidos", sostuvo.

Finalmente, remarcó la importancia de denunciar los actos de maltrato animal en el momento llamando al 911, porque después "puede ser muy tarde o se vuelve difícil intervenir".

Comentarios