Trabajar viajando; viajar Trabajando

Después de que la pandemia de coronavirus obligó a muchos de nosotros a iniciar reuniones y clases de forma remota, muchos lo hemos visto como una oportunidad para transportar toda su operación a lugares nuevos y hermosos.

domingo 16 de mayo, 2021

La pandemia de coronavirus ha cambiado drásticamente nuestros días: cómo compramos, trabajamos, educamos a nuestros hijos, planificamos unas vacaciones, comemos en los restaurantes. Pero no todo está mal. Para algunas familias y para trabajadores remotos, la flexibilidad que brinda el trabajo desde casa o remoto desde cualquier sitio, y el aprendizaje a distancia les ha permitido tener una mayor libertad en términos de dónde toman sus llamadas de Zoom o Meet y dónde sus hijos inician sesión para las lecciones del día. A medida que las escuelas de todo el país vuelven a comenzar, muchas de ellas virtualmente, algunas familias han adoptado un enfoque positivo para esta difícil situación y se han desarraigado hacia destinos de ensueño.

¿Suena atractivo? Nos pareció

Los trabajos remotos son un concepto relativamente nuevo; incluso hace un par de décadas, habrían parecido casi imposibles. Pero, con el aumento de la globalización y la rápida mejora de la tecnología, se están convirtiendo en la nueva normalidad.

Los nómades digitales son aquellos que se decidieron a cortar amarras, con familia y trabajo habitual y rutinario, que producen igual o mejor a la distancia, viajeros empedernidos, nunca turistas y de mente abierta, como para conocer y aprehender, nuevas sociedades, costumbres culturas, idiomas. Posiblemente también son solitarios en búsqueda de nuevas experiencias, otros horizontes.

Trabajan y producen de manera remota, generan ingresos y se mudan de un lugar a otro mientrastrabajan, rinden y producen. Entre 2019 y 2020 esa franja de nómades aumentó un 49 %

Los trabajos remotos permiten tener una carrera satisfactoria, al mismo tiempo que ofrecen la oportunidad de hacerlo desde donde se quiera. Estos trabajos son fantásticos para quienes viven en áreas sin muchas oportunidades para su profesión. También son una gran solución si desea permanecer o reubicarse en una ubicación en particular, como áreas con viviendas más asequibles, costos de vida más bajos. Los Nómades digitales, están siempre atentos a las oportunidades de trabajo en cualquier lugar. Y no dudan en cambiar, viajar, cambiar de sitio constantemente. Su presencia física no es necesaria y producen ingresos desde cualquier parte.

Además, los trabajos remotos ofrecen con frecuencia flexibilidad sobre cómo y cuándo se completan las horas de trabajo, lo que los convierte en una forma más manejable de trabajar para muchas personas. Si no se tienen obligaciones familiares u otro trabajo que requiera parte del tiempo, los trabajos remotos pueden ser la alternativa complaciente que se necesita. No hay que consultar el plan con nadie, el ritmo lo marca uno mismo.

Los nuevos nómades buscan, además de una excelente conexión a Internet, lugares donde el costo de vida sea muy bajo, sea sencillo recibir transferencias, que no haya problemas de visado como para permanecer largos períodos, climas cálidos, buenas conexiones y sobre todo libertad y buena cocina!!. Si un país invita a comer bien en el sureste asiático es Vietnam. La cocina vietnamita es un imán para los viajeros, no solo por lo sutil en sus sabores y su sobresaliente diversidad; hay muchísimos circuitos organizados de comida callejera y las escuelas de cocina hacen de Vietnam un destino ideal para ir en solitario.

Y no olvidemos que los trabajos remotos son un salvavidas en tiempos como el actual de pandemia. Muchas personas confían en ellos para ganarse el pan durante la “economía del coronavirus”.

Clave principal : Se necesitará internet confiable
(repito, necesitará internet confiable)

El trabajo (home-office) o (island-office, sic,sic) y la escuela remotos dependen fundamentalmente de un recurso clave: Internet. Ya sea que esté considerando trabajos remotos o ya se tenga uno, hay algunas cosas que se deben considerar al cambiar un cubículo por una oficina afuera, y el afuera puede ser la campiña italiana, una remota isla del Pacífico, la Patagonia Argentina o un reducto en Africa.

Hemos sintetizado cinco pautas para conocer algunas formas sencillas de hacer que la experiencia de trabajo remoto sea agradable:

Tener una rutina

Una rutina diaria lo saca del modo de inicio y lo lleva al modo de trabajo.

Una rutina podría ser tan simple como establecer tiempos difíciles de inicio y finalización o un poco más elaborada. Por ejemplo, conviene incorporar una rutina matutina que incluya un “viaje diario” alrededor de su vivienda, para tomar aire fresco y prepararse mentalmente antes de comenzar el día.
Intentar trabajar en horas regulares, periódicamente

Hablamos de esto anteriormente, pero ceñirse a las horas de trabajo regulares ayudará a ubicarse mentalmente en el espacio mental adecuado para trabajar. Para muchos trabajos remotos, es posible que trabaje un día normal de ocho horas, por lo que esto podría ser fácil de lograr. Sin embargo, para trabajos con horas que son más libres, conviene intentar, o al menos establecer bloques de tiempo de trabajo regular. No caer en la trampa de trabajar constantemente hasta tarde: el equilibrio entre el trabajo y la vida es importante. Por eso hay que fijarse metas diarias.

Tener descansos programados

Sí, entre todo ese trabajo, también es fundamental hacer pausas para recargar energías. Es difícil hacer su mejor trabajo cuando se siente agotado, por lo que tomar sus descansos programados completos es increíblemente importante para la productividad. A veces, distraerse con algo tan simple como preparar una taza de café o escuchar su música favorita, será suficiente para restablecer las conexiones del cerebro y dejarlo renovado para continuar su día.

Tener un área de trabajo dedicada

Trabajar desde el sofá puede parecer un sueño, pero hay algo que decir acerca de poder salir físicamente de su área de trabajo al final del día. Si se está considerando un trabajo remoto, configurar un espacio de trabajo dedicado ayudará a mantener su trabajo y su ocio separados. Favorece crear un área que sea muy especial para el momento de trabajo remoto, y tal vez incluya un escritorio, una silla de apoyo y suministros de oficina, esto hará que el tiempo en el sofá sea aún más relajante.

Tomar aire fresco

Si se está trabajando en un trabajo remoto, puede ser increíblemente fácil llegar al final del día y darse cuenta de que no se ha estado afuera en absoluto. Pero, solo porque sea fácil de hacer. Asegurarse de tomar un poco de aire fresco y cambiar de escenario hará maravillas por la mente. Y si hay sol, también se podrá absorber toda esa indispensable vitamina D de sus rayos.

Pregunte por retiros

Las empresas que operan a distancia suelen organizar reuniones de equipo en lugares exóticos (piense en Bali, Barbados, Maldivas, etc.). Querrá consultar sobre estos, ya que son una excelente manera no solo de tomarse un tiempo libre remunerado del trabajo, sino también de conocer a sus compañeros de trabajo. Para muchos trabajadores remotos, estas vacaciones patrocinadas por la empresa son una excelente manera de explorar nuevos lugares y entablar amistades con sus colegas. Imagine lo emocionante que sería conocer a alguien con quien siempre hablaron online, en la vida real. Ir a un retiro puede ser divertido, enriquecedor y rejuvenecedor. El trabajo remoto, también.

Escritores, traductores, programadores, diseñadores, arquitectos, video-makers, correctores, blogueros, gestor de proyectos, y tantos otros; son las profesiones ideales de los nómades digitales del siglo XXI.

Mercedes S. Giuffre
MG Traducciones
mgiuffre@mdp.edu.ar

Comentarios