Comerciantes de calle San Juan: "Vamos a tener los locales abiertos de manera definitiva"

Uno de los sectores con centro comercial mantienen sus puertas abiertas, más allá del confinamiento estricto que atraviesa la ciudad y el país. El referente de los comerciantes de la zona, Leandro Furundarena, expresó que "vamos a seguir vendiendo como sea y no podemos darnos el lujo de cerrar".

Por Redacción

jueves 27 de mayo, 2021

Restricción horaria y de circulación; comercios esenciales y de cercanía. Algunas de las disposiciones del nuevo de DNU que se vence el próximo domingo, aunque se estima que se prolongará.

Sin embargo, en Mar del Plata no sólo los gastronómicos, hoteleros y peluqueros avisaron que finalizado este confinamiento estricto, pase lo que pase, van a abrir sino que además se ve circulación por la calles y los negocios de distintos puntos comerciales ya están abiertos.

Tal es el caso de la calle San Juan, Peatonal San Martín y Güemes, donde atienden a los clientes desde la puerta o con las persianas a medio abrir. 

"La calle San Juan siempre se caracterizó por ser muy auténtica. Nosotros nos propusimos no volver a cerrar más allá de lo que suceda, básicamente porque las deudas se siguen acumulando, las ventas han caído mucho. Si bien nuestros comercios no vienen a constituir lo que se denomina productos de primera necesidad o esenciales, no volvemos a cerrar porque nos corta cualquier opción de generar liquidez para nuestros locales", expresó el referente del sector, Leandro Furundarena.

"Vamos a seguir vendiendo como sea y no podemos darnos el lujo de cerrar otra vez porque está claro que la gente no se contagia cuando va a  negocio a comprar", agregó en conversación con el programa Hora 12 que se emite por CNN Radio Argentina (FM 88.3).

En cuanto a los métodos para llevarlo a cabo, el comerciante explicó que "muchos establecieron, como se hizo en un momento, una soga o mesa en la puerta y se atiende desde ahí o mitad de persiana. También se optó por el take away, que las personas eligen y se lo llevan a domicilio. El local abierto permite el contacto con el cliente y es una opción para las pocas personas que salen a caminar".

Y reiteró una frase de hace tiempo atrás cuando empezaron las restricciones en 2020: "Los que no se van a morir de Covid, se van a morir de hambre porque se siguen cobrando los impuestos, alquileres, mercadería y se necesita generar liquidez".

"El Gobierno debería hacer un mea culpa y reconocer el esfuerzo de los comerciantes para llevar a cabo las medidas de sanidad. Nadie desconoce la pandemia, pero ya hicimos el esfuerzo, ya tuvimos pruebas suficientes que cumplimos todos los protocolos", reflexionó Furundarena.

"Por una cuestión ya de supervivencia vamos a tener los locales abiertos de manera definitiva y ya no vamos a volver a cerrar porque no podemos", aclaró.

Asimismo, el comerciante destacó que "priorizaron lo sanitario, pero ni así alcanzó. Hicieron cerrar a los comerciantes, pero no llegan a hacer un plan de vacunación correcto, ni testeos correctos. Por eso no podemos pagar los platos rotos otra vez".

En cuanto a las ventas en estos últimos días, Furundarena lamentó que "cayeron mucho. Son meses que no ayudan a nivel general en esta época, peor con esta situación que cae mucho más de lo habitual".

En San Juan no hubo cierres porque los dueños de los locales supieron entender la situación y muchos alquileres se realizaron de manera directa, lo cual permite una negociación y prórrogas. El año pasado solamente dos o tres negocios cerraron definitivamente.

Comentarios