Preocupa la clandestinidad: "Muchos piensan cómo eludir los controles"

Así lo afirmó el subsecretario de Inspección General del municipio Marcelo Cardozo en diálogo con El Marplatense. "Pese al video que vimos en la cervecería, muchos comercios respetan las medidas", dijo.

Por Redacción

lunes 14 de junio, 2021

Tal como adelantó El Marplatense, un bar de la zona de Alem fue clausurado por llevar adelante una fiesta clandestina, que quedó registrada en un video grabado por los mismos participantes. En las imágenes, se puede ver a los jóvenes sin distanciamiento ni uso de barbijo. Fue uno de los eventos clandestinos desbaratados durante el fin de semana. 

De hecho, un total de 1o fiestas clandestinas se lograron controlar desde el viernes a la noche en Mar del Plata. Hubo en distintos puntos de la ciudad, con una de ellas que tuvo secuestro de un arma y en otra, una persona baleada. Además se desbarató otra frente al Casino.

Los operativos son dirigidos desde el Municipio, por la subsecretaría de Inspección General, a cargo de Marcelo Cardoso, quien analizó el fin de semana donde en muchos espacios no se respetó el protocolo sanitario vigente.

"Venimos trabajando fuerte contra la clandestinidad", dijo el funcionario. "Este fin de semana fueron 10 positivos, con mucha gente como en el barrio Belgrano con mucho alcohol donde una persona fue detenida con un arma, que era oriunda de Lomas de Zamora", detalló Cardoso.

"En jujuy y Luro también estuvimos con otra fiesta", agregó. "A veces es difícil encontrar las fiestas. Debemos reconocer que frecuentemente el hombre está pensando como eludir los controles", apuntó.

"Acá hay que rescatar el trabajo del Tribunal de Faltas. En algunos casos los abogados apelan pero llegan las sanciones. Tanto la justicia de la Provincia trabajamos en conjunto", detalló sobre las consecuencias que pesan en aquellos que incumplen las normas y, particularmente, la multa que recayó sobre un bar.

Sobre el evento ocurrido en una reconocida cervecería de la calle Alem sostuvo que "son muchos los representantes gastronómicos que respetan lo que tienen que realizar, pero tiene que haber más sentido común, porque vemos que hay quienes rompen los lineamientos epidemiológicos".

"El COM realiza, además, una buena labor. Sabemos que la salud y el trabajo van de la mano y que la ciudad necesita mejorar en cuanto al trabajo. Pero los que se enferman dejan de trabajar y los comercios que se cierran marcan un perjuicio para la ciudad y su economía", cerró el funcionario.

Comentarios