Salones de fiestas en crisis: "Es muy complicado vender el nuevo formato"

Los espacios para eventos, así como los proveedores que trabajan en ellos, enfrentan una realidad dramática. Desde la llegada de la pandemia no pueden funcionar con normalidad y reclaman soluciones específicas. José María García, referente de la Asociación de Productores de Eventos de Mar del Plata manifestó que "la actividad se encuentra muy acotada".

Por Redacción

sábado 14 de agosto, 2021

La pandemia irrumpió en la Argentina en marzo de 2020. Los cierres totales de abril y mayo del año pasado dieron paso a las paulatinas reaperturas. Siempre con la consigna de mantener los protocolos y favorecer las actividades al aire libre. Luego se sumaron los aforos en espacios cerrados y los sistemas de ventilación para disminuir la circulación del Covid-19.

En todas esas etapas, los salones de fiestas quedaron relegados y, con ellos, cientos de familias que habían planificado sus eventos para algún momento de 2020. Salvo contadas excepciones durante el último verano -con celebraciones al aire libre, con pocos invitados y sin baile- toda la actividad dedicada a eventos privados quedó suspendida por casi un año y medio.

En Mar del Plata desde el municipio de General Pueyrredón otorgaron la posibilidad de que los salones trabajen bajo las mismas posibilidades otorgadas a los restaurantes, pero desde el sector afirman que no se trata de una solución porque los eventos pospuestos requieren la habilitación de las pistas de baile, que continúa prohibida.

En este sentido organizadores de eventos se reunieron con el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, con una agenda de pedidos que necesitan para poder tener eventos a futuro.

"Le hemos planteado al secretario de gobierno que teniendo en cuenta la suba en los índices de vacunación, la baja mortalidad, el aumento habilitado en los foros en distintas actividades y demás cuestiones, vean alguna forma de coordinar con la provincia la manera en que podamos comenzar a trabajar más cercanos a la normalidad", manifestó José María García, representante de la Asociación de Productores de Eventos de Mar del Plata en diálogo con el programa "Antes que sea tarde", por Radio Mitre Mar del Plata (FM 103.7).

"Pedimos ver la posibilidad de habilitar de alguna manera los bailes, que es lo que nos preocupa a nosotros", afirmó.

En referencia a la posibilidad de trabajar como restaurantes, García sostuvo que "de esa manera estamos trabajando actualmente y eso fue gracias a la gente de la municipalidad que hizo una excepción y nos permitió habilitar bajo las mismas condiciones de los restaurantes, a quienes teníamos habilitada la gastronomía para la parte de los eventos".

"El problema lo estamos teniendo con los eventos ya contratados antes de la medidas de restricción, donde la gente contrató un servicio que tenía baile y culturalmente al baile es difícil de que la gente no quiera hacerlo", aseguró.

"Nosotros hemos realizado eventos nuevos donde la gente ha visto el formato y le ha gustado y hemos podido trabajar en alguna medida, pero es muy difícil que a la gente que le vendimos un evento con baile decirle que ahora será solo con la gente sentada con algún juego entre mesa y mesa, pero sin baile. Realmente es muy complicado vender ese formato", remarcó el referente de la Asociación de Productores de Eventos.

Al ser consultado sobre como se ha trabajado en este aspecto en medio de las restricciones, García señaló que "algunos directamente han suspendido las fiestas contratadas previamente a la pandemia, programándolas para más adelante. Otras personas han aceptado y las han realizado con el nuevo formato y la han pasado muy bien, pero el que no estuvo en estos nuevos eventos es como que no cree que pueda salir bien".

"También hemos tenido casos de otras personas que han dado un crédito para un tercero. La soluciones han sido varias pero siempre nos quedan muchas fiestas para poder realizar de las contratadas en el 2020", subrayó.

Con respecto a las respuestas por parte del municipio, García indicó que "siempre se han comportado de manera muy abierta con nosotros para escuchar nuestra problemática, pero excede a lo que ellos pueden manejar con respecto a protocolos y demás ya que los mismo son aprobados tanto en Capital Federal como en La Plata".

"De todas maneras entienden que la actividad se encuentra muy acotada y que es muy difícil poder realizar las fiestas o eventos que realizábamos antes, con el formato al que debemos adaptarnos ahora", señaló.

"Por otro lado también le hemos pedido a la municipalidad que nos permita entrar en alguna excepción con respecto a las tasas de Seguridad e Higiene y Alumbrado y Limpieza. Entendemos la lucha de los compañeros trabajadores de la hotelería que han estado por demás complicados con las cajas, pero nosotros también estamos iguales", afirmó el referente del sector dedicado a las fiestas y eventos.

"Estamos en una problemática que no nos permite facturar y si no facturamos lo que pedimos es que la tasa de Seguridad e Higiene no se nos cobre, como así tampoco la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza en el caso de los que son propietarios, porque realmente cargar esa mochila es simplemente como decirle al empresario que no trabaje, pero que de todas maneras tiene que tributar. Considero que tenemos derecho a esa ayuda por parte de la Municipalidad", concluyó José María García.

Comentarios