Mar del Plata: la ciudad desbarrancada entre choques y alcohol 

La curva de Gascón y la costa es famosa por el peligro que genera entre los automovilistas y no por su belleza marítima. El alcohol, las velocidades incumplidas y la falta de protección por parte del Estado hacen que los siniestros viales sean noticia cada semana.

Por Redacción

domingo 3 de octubre, 2021

Mar del Plata es noticia local, provincial y nacional por sus constantes choques en la famosa curva de Gascón y la Costa, pero ¿quién tiene la culpa? ¿el Estado, los conductores o ambos? Héctor Ragnoli, perito verificador de siniestros viales, dialogó al respecto con el programa radial "Antes que sea tarde" emitido por Radio Mitre ( FM 103.7).

"El 23 de septiembre, el Peugeot 206 que pasó del paredón al vacío unos 10 metros y quedó encastrado entre dos rocas rozó , con la rueda delantera izquierda, el cordón que divide el eje de los carriles y desde allí salió a 45 grados e impactó contra el paredón y cayó al vacío. Si hubiese conducido a 30 kilómetros por hora podría haber tenido tiempo de detenerse, ya que el tiempo de reacción que tenemos es de 1 segundo. Si manejara a 60 o 40 kilómetros por hora es imposible llegar a detenerse", comentó Ragnoli.

Por otro lado el Transporte de la Municipalidad de General Pueyrredon aclara que el vehículo esta expuesto a una fuerza que actúa sobre este denominada centrífuga y de inercia cuando toma una curva. Por este motivo no se debe frenar durante su transcurso y  mantener las velocidades permitida al conducir, además de que los elementos de distracción, como celulares, utilizados de forma habitual en los conductores marplatenses, cuando no esta permitido producen este tipo de accidentes viales.  A 36 km/h se recorren 10 metros por segundo. La velocidad precautoria es siempre menor a los 30 kilómetros. 

Según el perito "los pilotes de cemento no van, acá hay que pensar que todo lo que pongamos tiene que cubrir pero no agravar el daño. Acá lo que se tiene que colocar son unos guardarrail que son dobles, un chapón arriba y otra por abajo. Son de acero y aluminio que permite su deformación. De esta forma podemos cubrir a ciclistas y motociclistas".

Otro motivo de choques en la ciudad costera es el alcohol, a pocos metros donde ocurrió el despiste de la señora de 43 años  "una Suran que se despistó pasó al carril contrario. Tenía una alcoholemia de 1.75. Esta es la realidad que tenemos", agregó Ragnoli.

"En ruta Chapadmalal, en el operativo, nos hemos encontrado con alcoholemia de 1.03. Todo esto no es mensual, son cosas que ocurren en las últimas horas.  También tuvimos el caso en García Lorca y Diagonal Gascón, un conductor enviste a otro auto estacionado no hay lesiones pero tenía una alcoholemia de 2.49", ejemplificó.

"Los números son alarmantes, la gente tiene que tomar consciencia de esto. Otro gran ejemplo es que un colectivo de línea fue secuestrado ¿por que? por chocar por la parte trasera a un auto y  lastimar a un menor. El colectivo no tenía realizada la VTV, esto fue en la rotonda de El Gaucho. Esto no es solo en la nocturnidad. Tenemos, además una gran preocupación por el consumo del alcohol", declaró.

Cuando se le consultó por este caso en particular afirmó que  "el Estado  intentó que las aseguradoras no aseguren si les falta la VTV, lo que pasa es que el Estado no puede dar el control a una empresa privada. Tiene que tener todo articulado. Hay que evaluar si toda la flota está en esta misma situación. Los medios de comunicación han comenzado de preocuparse a ocuparse  de la seguridad vial y eso es positivo", concluyó.

 

 

 

Comentarios