“Una noche en el café concert…la leyenda continua” llega a la histórica mansión Mariano Mores en Mar del Plata

El próximo viernes 7 de enero las 20 horas, y durante todos los viernes de Enero y Febrero, la histórica casa de Mariano Mores en Mar del Plata,  presentará en carácter de estreno el espectáculo teatral musical “Una noche en el café concert...la leyenda continua…”

Por Redacción

jueves 30 de diciembre, 2021

“Una noche en el café concert…la leyenda continua” versión 2022 llega al histórico chalet Ave María, que fuera residencia del Musico Mariano Mores, y donde el músico compusiera muchos de sus famosos tangos que se dieron a conocer en las históricas temporadas teatrales de verano que protagonizo en Mar del plata.

El premiado y elogiado espectáculo que se diera a conocer hace tres veranos llega nuevamente al verano 2022 de Mar del Plata en una nueva versión que le rendirá tributo al café concert, y a los artistas que hicieron famosa a Mar del plata desde mediados del siglo pasado como una de las grandes ciudades teatrales de la Argentina y la ciudad balnearia mas teatral y musical del mundo.

“Una noche en el café concert” que el verano pasado obtuviera el premio Estrella de Mar 2021 como mejor espectáculo de Teatro Alternativo, además de haber sido reconocido con 2 nominaciones a los premios Estrella de mar 2020 en los rubros Mejor espectáculo y revelación y 2 nominaciones a los premios Hugo 2020 en los rubros Mejor actuación masculina en music hall, café concert y o varieté; y Mejor espectáculo de café concert, Music hall y o varieté, vuelve al verano 2022 totalmente renovada.

El espectáculo creado y protagonizado por Alejandro Veroutis , donde el público junto a los artistas también es protagonista tiene como artista invitada a la joven actriz, cantante y pianista Marplatense Camila Suero, que fue distinguida por su brillante actuación con la nominación en el rubro “revelación” en los premios Estrella de Mar 2020.
Y este verano tendrá además artistas invitados sorpresa y Estrellas del espectáculo a las que se les rendirá tributos.

“Una noche en el café concert” te transporta a los tiempos procaces y sublimes en donde la libertad creativa era la consigna, pero en los que también se prohibía canciones, poemas, textos y artistas.

Al evocar su memoria desde el escenario, aquellos artistas, aquellos textos y aquellas canciones, vuelven a la vida y nos cuestionan, nos divierten y nos emocionan con la misma potencia, hoy como ayer.

¿Qué era el Café Concert?...
¿Dónde nació el Café Concert?...
¿Qué pasaba en el Café Concert?...
¿Quiénes actuaban en el Café Concert?

El espectáculo teatral donde el público es protagonista recorre la historia del café concert cronológicamente, haciendo un paralelo con la historia argentina en medio de canciones y recuerdos.

Sobre un improvisado escenario un Maestro de Ceremonias nos lleva a través de textos y canciones a realizar un viaje en el tiempo y transitar por la historia argentina de las últimas cinco décadas, que nos hacen ver que aquel ayer tiene todavía mucho que decirle al hoy.

“Una noche en el Café Concert” te permite vivir una velada distinta donde la consigna es "prohibido prohibir" y donde el público imagina que alrededor de una mesa y frente a una copa, como en aquel ayer, escucha textos, poemas y canciones que hicieron época y que se escuchaban en sótanos y altillos bajo puertas discretamente cerradas.
“Los boludos”, “La mala reputación”, “De que se ríe”, “Los ejecutivos”, “Coplas de mi país”, “Prohibido prohibir” reviven con la misma fuerza de de aquellas noches de café concert …

Hace poco mas de 50 años atrás nacía en Buenos Aires, un género teatral al que se bautizó con el nombre de Café Concert, un hito teatral argentino inspirado en el cabaret alemán.

Este género irreverente y “políticamente incorrecto” fue furor entre el público argentino a fines de los años 60 y durante la década del 70, y allí se consagraron las hoy grandes estrellas del humor y la música nacional.

El año 1965 fue un año clave para las mujeres que surgieron en el café concert… Marilina Ross inauguraba en una vieja casona de la calle Viamonte 1352 en Buenos Aires el primer y único café concert literario, y un año después Edda Diaz estrenaba “Help Valentino” (junto a Antonio Gasalla, Carlos Perciavalle y Nora Blai) en una suerte de casa conventillo, a la vez que Eduardo Bergara Leumann inauguraba La Botica del Ángel donde un tiempo después nacieron los mitos de Susana Rinaldi y Marikena Monti, así como el de Haydee Padilla y su personaje de “La Chona”, mientras que Nacha Guevara deslumbraba desde el escenario del instituto Di Tella.

El Café Concert revolucionó una época como lo fue “el mayo francés” del 68, y en la Argentina fue un fenómeno social y cultural ya que intelectuales, aristócratas y hasta políticos se peleaban por acceder a ver esos espectáculos que se representaban en sótanos y lugares “poco confiables”.

En un ámbito reducido, donde no cabían más de 60 personas, y frente a un pequeño escenario, se asistía a una suerte de ritual "artístico, político y cultural", según contó un biógrafo de la época.

Alrededor de una mesa y cuatro sillas, gente que no se conocía entre sí, se sentaba en esa suerte de café bar sin demasiadas pretensiones, mientras disfrutaban de una copa de champagne, de whisky o un trago largo, escuchaban a desconocidos y a grandes artistas, decir y cantar lo que nadie se atrevía a expresar en su momento.
En Mar del Plata el café concert llega con toda la fuerza en el Verano de 1970, hace hoy 50 años.

Las estrellas del Café Concert

En Buenos Aires los lugares más emblemáticos fueron:
La Botica del Ángel, La Fusa, El gallo cojo, La gallina embarazada, El Pollito erótico o El erizo incandescente.
En Mar del Plata por su parte lo fueron:
La Cebolla, Magoya, La Nona, Narvachos, La gayola, Edipo, Rugantino, Mi país, La Paris o Tío Curzio, lugares emblemáticos del género del Café Concert donde hicieron sus primeras armas y descollaron nombres tales como:
Antonio Gasalla , Carlos Perciavalle, Nacha Guevara, Edda Díaz, Susana Rinaldi, Enrique Pinti, Cipe Lincovsky, Marilina Ross, China Zorrilla, Facundo Cabral, Piero, Gian Franco Pagliaro, Marikena Monti, Les luthiers, Amelita Baltar, Astor Piazzolla, Lia Jelin, Estela Raval, Mercedes Sosa, y hasta Atahualpa Yupanqui, de la mano de textos y canciones escritos por María Elena Walsh, Eladia Blazquez, Enrique Pinti, Jorge Schussheim, José Tcherkaski, Jorge de la Vega, Griselda Gambaro, Aída Bortnik, Ernesto Schoo, Mario Benedetti y muchos más de la mano de Lino Patalano y de otros empresarios que creyeron en un género donde la “libertad” era la consigna obligada.

Comentarios