A dos años del crimen de Báez Sosa, sus padres encabezaron acto en Villa Gesell

Con el lema "Amor para todos, odio para nadie", los manifestantes, muchos de ellos con paraguas, alzaron pancartas con reclamos de justicia y banderas con la imagen de Fernando. La madre del chico asesinado sufrió una descompensación.

Por Redacción

martes 18 de enero, 2022

Los padres de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a la salida de un boliche en la localidad balnearia de Villa Gesell, encabezaron esta tarde un acto en la escena del crimen al cumplirse dos años del hecho.

Minutos después de las 19, Graciela y Silvino, acompañados de su abogado Fernando Burlando, se presentaron ante cientos de personas reunidas bajo la lluvia en avenida 3, frente al local bailable Le Brique, en pleno centro geselino.

Con el lema "Amor para todos, odio para nadie", los manifestantes, muchos de ellos con paraguas, alzaron pancartas con reclamos de justicia y banderas con la imagen de Fernando, mientras que un moderador con micrófono fue presentando a cada uno de los oradores.

De a uno a la vez, representantes de cinco religiones (la católica apostólica, la anglicana, el judaísmo, la musulmana y la mormona) dirigieron breves palabras al público, que acompañó con aplausos y oraciones, al tiempo que los manifestantes gritaban por "perpetua" para los asesinos.

Por su parte, la madre de Fernando, visiblemente emocionada, dijo: “La forma en que nos arrebataron a nuestro hijo es imperdonable, por eso seguimos luchando y pidiendo justicia”. Ambos padres pidieron que la Justicia sea ejemplar para que “esto no vuelva a suceder”.

Graciela Sosa habló además de lo difícil que fue acercarse a Villa Gesell: “Me costó muchísimo comprar el boleto para venir acá, porque me acordé cuando compraba el boleto para que Fernando venga acá. Fue muy difícil estar parada donde lo mataron. No se de donde saqué la fuerza”.

“Perdimos lo mejor que teníamos en nuestra vida. Muchas veces me pregunto por qué nos ha pasado esto. Solamente puedo decir que tenemos una tristeza enorme. Siempre estaremos así y aprenderemos a convivir con el dolor”, afirmó la madre de Fernando antes de fundirse en un abrazo con su marido.

Graciela Sosa estaba visiblemente emocionada cuando habló de su hijo y al finalizar el acto se descompensó por lo que debieron atenderla en una ambulancia.

Comentarios