El parricida de Pinos de Anchorena, con mayor seguridad en el HIGA

Uriel Tapia, que asesinó a su madre y abuelo, quiso escapar del área de salud mental del Hospital Interzonal, donde se encuentra detenido por "no estar en condiciones de declarar", según la pericia psiquiátrica.

Por Redacción

lunes 19 de septiembre, 2022

Uriel Tapia, el joven de 18 años que mató este miércoles de varias puñaladas a su madre, abuelo e hirió a su abuela en su vivienda del barrio Pinos de Anchorena de Mar del Plata, fue internado en el sector psiquiátrico del Hospital Interzonal General de Agudos, por recomendación de los peritos psicológicos y psiquiátricos que lo atendieron y que determinaron que no está en condiciones de declarar.

El parricida se encontraba esposado y bajo vigilancia. No obstante, el sábado intentó escapar del HIGA, tras dislocarse un dedo para sacarse las esposas. Por fortuna fue detenido antes de salir

Al respecto de esta situación y del caso, el fiscal que atiende la causa, Dr. Alejandro Pellegrinelli, explicó que "desde fines de la semana pasada está particularmente enderezado a todas cuestiones que tienen que ver con la salud mental de Uriel Tapia. Para recordad, el día jueves de la semana pasada, previo a ser conducido a sede fiscal, Uriel Tapia fue evaluado por una médica psiquiátrica de la asesoría pericial departamental quienes coincidieron en determinar que acusaba un cuadro psicótico agudo con imposibilidad de estar sometido a proceso penal, pero especial y particularmente, revistiendo peligrosidad para sí o terceros y haciéndose necesaria su internación en una institución de salud mental, que en este caso fue en el área del HIGA, a los fines de ser evaluado, estabilizado y eventualmente determinado su diagnóstico y eventual tratamiento".

"Hasta acá es lo que tenemos desde el día jueves, el resto de la investigación propiamente dicha se endereza en reunir todos los demás elementos de prueba que fueron recabados el día de los hechos y los posteriores, pero habiendo cambiado el eje del proceso al aspecto que tiene que ver con la salud mental de Uriel Tapia", continuó.

Asimismo, el fiscal reconoció que "lo que nos resta es la determinación del carácter de imputable o no, de en qué condiciones obró y de cuál es su cuadro para, a partir de allí, hacer determinaciones en cuanto a la suerte del proceso penal propiamente dicho y/o eventualmente de la imposición de una medida de seguridad como la que pareciera todo indicar que va a ser el destino final de este proceso".

Respecto al intento de huida de Tapia, Pellegrinelli contó que "el sábado se vivió un episodio en el área de salud mental donde se encontraba bajo custodia policial y sujeción de esposas a la cama en la que se logra dislocar por llamarlo de alguna manera un dedo de la mano y logra zafar la esposa, hacer unos metros hasta un abertura de las instalaciones de salud mental, donde finalmente vuelve a ser reducido por parte del personal policial y se adoptaron medidas de refuerzo del resguardo y sujeción que tenía hasta el momento, y estimo incluso, que probablemente de refuerzo de medicación para la estabilización del cuadro".

"De alguna manera, está revelando la gravedad del cuadro que tengo por delante", sintetizó.

Comentarios