Ley Mora Negretti: "Hay que desatarle de una vez por todas la mano a los jueces"

Manifestó Luis Mora, padre de Martín, el joven asesinado el día de su cumpleaños en las inmediaciones de Rawson y Sarmiento cuando esperaba el colectivo.

Por Redacción

viernes 11 de noviembre, 2022

La familia de Martín Mora Negretti junto con el abogado Julio Razona presentaron un proyecto de ley para que los menores de edad puedan ser imputables ante diversos delitos. 

"El dolor, la angustia de mi familia es terrible, a tal punto que hemos creado un link por de apoyo para la ley. Estamos en casi 68 mil firmas, la gente está apoyando, llamando por teléfono todos los días, preguntando cómo va", manifestó Luis Mora, padre de la víctima.

En esta línea explicó que "la idea es crear una ley nacional para la imputabilidad de menores. Lo único que yo pretendo es que en este país empiecen a cambiar las cosas. Creo que si acá vivimos del triunfalismo, el mundial, esto no se arregla más".

Esto se debe principalmente a que "los menores están en la calle haciendo desastres y se sienten como son, inimputables, entonces hacen lo que quieren. Mi hijo pagó inocentemente, más de uno lo conoce a pesar de que no se habla más del tema que eso me duele mucho porque de mi hijo no se habla más, Martin Mora va a ser el precursor de todo esto. No es porque mi hijo sea un santo o un Dios, pero no estaba haciendo nada, estaba simplemente esperando un colectivo para volver a su casa".

Martín Mora Negretti tenía 30 años y vivía en Buenos Aires. Oriundo de Mar del Plata,  decidió volver a la Costa Atlántica para celebrar el Día del Padre y su propio cumpleaños.

El sábado 19 de junio, cuando esperaba el colectivo junto a su novia y una pareja de amigos una lluvia de hielos, literalmente, comenzó a caer desde el séptimo piso de un edificio. Martín y su amigo cruzaron reproches e insultos a los gritos con los agresores que bajaron con armas blancas. 

Mora Negretti recibió seis cortes en la espalda y una puñalada, mortal, que le provocó una hemorragia interna.

"Hoy por hoy tengo que llorarlo con una mujer que está destruida, no tiene ganas de salir, una madre con un dolor inmenso. Gracias al doctor y las personas que me están apoyando, mi señora se está levantando de a poco, pero creo que esto no puede seguir así", continuó.

Además,  aseguró que "de la misma manera que mi señora, hay muchas madres que están destruidas y no se está haciendo nada para mejorar esto, al contrario, vamos empeorando" y agregó que "hoy pensamos todo en el Mundial para no hacer nada y que los menores sigan haciendo cualquier cosa en la calle". 

"Después tenemos el tupé de decir que los jueces no hacen nada, yo creo que no es así. Acá hay que desatarle de una vez por todas la mano a los jueces y parte de las manos a la policía para que pueda actuar. No puede ser que un policía entre con un menor por una puerta, cinco horas para hacer los papeles y el menor sale por la otra cagandose de risa del policía y siguiendo con los desastres", concluyó.

Comentarios