Montenegro echó a empleado municipal por vender recetas médicas en sala de salud

Tal como reveló El Marplatense, se trata de un agente municipal del Caps del barrio Las Heras. El Ejecutivo comunal además presentó una denuncia penal.

Por Redacción

miércoles 16 de noviembre, 2022

Por Carlos Walker 

Tal como adelantó El Marplatense, la secretaria de Salud del municipio, Viviana Bernabei, dispuso en marzo de este año la instrucción de un sumario administrativo a fin de deslindar las responsabilidades de un agente municipal que fue denunciado por “vender recetas médicas” en la sala de salud del barrio Las Heras. Además, el municipio presentó una denuncia penal.

En la resolución N° 330, a la cual este medio tuvo acceso, la funcionaria de Guillermo Montenegro explicó que el expediente se origina a raíz de la denuncia de un vecino que alertó que un empleado municipal “habría vendido recetas médicas” rubricadas por dos médicos de la órbita de la Comuna de General Pueyrredon.

De acuerdo a la documentación oficial, las irregularidades habrían ocurrido en el centro de salud del barrio Las Heras. Al expediente, se agregaron recetas médicas entregadas por el agente municipal, “recetas que se encuentran certificadas por tener las originales a la vista, como así también impresiones de comunicaciones de Whatsapp”, se detalló.

Atento “a la gravedad de lo denunciado", la secretaría de Salud del municipio presentó una denuncia penal, inició un sumario administrativo y suspendió preventivamente al agente municipal por 60 días.

Fuentes del Ejecutivo local le detallaron a este portal de noticias que “la división de Sumarios de la municipalidad de General Pueyrredon notificó oficialmente a un agente del CAPS Las Heras sobre la apertura de un sumario y suspensión preventiva por 60 días (máximo legal) a instancias de la Secretaría de Salud”.

En ese sentido, se remarcó que “la titular de esa dependencia recibió una denuncia por la presunta comisión de un delito en el mencionado CAPS. Los hechos denunciados contra el agente municipal serían: la venta de recetas y medicación (psicofármacos y otros medicamentos), la sustracción de los mismos, el uso del sello y la falsificación de la firma de un médico municipal que no desempeña tareas en ese CAPS”.

A su vez, explicaron que “un vecino de la ciudad se apersonó en el CEMA, sede de la Secretaría, a los fines de denunciar en forma directa ante la secretaria de Salud, los hechos descriptos”.

“Ante la gravedad de la denuncia, lo cual podría configurar uno o varios delitos, Viviana Bernabei realizó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General Departamental y la causa quedó radicada en la UFI 10 de Delitos Económicos”, subrayaron y aclararon que “la suspensión preventiva que se le aplicó al agente es de 60 días, la cantidad máxima legalmente permitida", mientras se sustanciaba el sumario administrativo.

Finalmente, el intendente Guillermo Montenegro rubricó el reciente decreto Nº 2562 por el cual se declaró cesante de la planta municipal al agente implicado en estas graves irregularidades.

En el dictamen final de la Dirección Sumarios, se remarcó que "la nota común en el hecho que se sustancia es la irregularidad administrativa en el comportamiento del agente sumariado; que ha asumido una conducta calificada como una infracción grave al principio de probidad administrativa, toda vez que cabe preponderar que el ejercicio de la función administrativa, importa el estricto apego a las normas administrativas, éticas e instrucciones u ordenes impartidas por la Superioridad, que exigen una conducta proba, en particular cuando se presta un servicio público, que la responsabilidad administrativa aparece cuando el empleado transgrede reglas propias de la función administrativa, cometiendo una 'falta de servicio' entendiendo ésta como todo acto u omisión dolosa o culposa que infringe un deber jurídico; vale decir todo hecho, acción u omisión que pueda significar responsabilidad disciplinaria, exista o no perjuicio fiscal".

Comentarios