Mordió el anzuelo una vez más: el descenso de Aldosivi

Bajo las conducciones de Hoyos, Gago, Palermo, Somoza y los interinatos de Favio Fernández y Diego Villar, el "tiburón" descendió a la Primera Nacional, pero el último año fue la ola que no pudo filtrar y lo bajó de la Primera Categoría del Fútbol Argentino.

Por Redacción

domingo 1 de enero, 2023

Por Nicolás A. Ronchi

Se fue. Sucedió lo que hace tiempo se veía venir. Si desde AFA hubiesen cancelado los descensos, propuesta que estuvo sobre la mesa, era darle más vida al muerto y una chance más a quien no la merecía.

La derrota contra Banfield, tres fechas antes del final del campeonato, sentenció al pobre Aldosivi que tuvo uno de los años más duros de su historia, aunque haya sido en Primera, a donde buscará regresar.

El resultado, 0-1 contra el "taladro", fue injusto. Pero en el fútbol no se trata de justicia y al conjunto marplatense lo condenaron las temporadas 2020, 2021 y 2022, en las que tuvo como técnico a Guillermo Hoyos, Fernando Gago, Martín Palermo, a quien "duele" ponerlo en esta lista, Leandro Somoza y los interinatos de Favio Fernández y Diego Villar.

Con Hoyos, en 2019, perdió 14 partidos de 26. Lo peor parecía haber pasado, había que cambiar de entrenador y mirar para adelante. Aún podía salir del hoyo en que se había metido. En esa instancia, ya en el verano de 2021, llegó “el fútbol lindo” de la mano de Fernando Gago. Y “pintita” batió el récord: perdió 16 de 26 y se fue en septiembre de ese mismo año.

Había otra chance. A la dirigencia parecía gustarle otro ex Boca y así fue que apareció Martín Palermo a fin del mismo mes. Se hizo cargo del equipo, tuvo un buen cierre de la Liga Profesional e hizo historia al meterse entre los cuatro mejores de su zona en la Copa LPF 2022 y por ende, clasificar a los cuartos de final de la Copa de la Liga.

Sin embargo, cuando había un proyecto y parecía que a la tormenta se la había tragado el mar de "La Feliz", diferencias con el manager del club llevaron a la salida del "Titán" antes del inicio del torneo.

En este punto, después de su sorpresiva salida, Palermo explicó: “Le doy al club la libertad para que elija la manera de seguir conduciendo porque no soy quién para modificar ciertas estructuras. Eso sí, no sé si valoraron mi trabajo y lo conseguido en Aldosivi, por eso me fui”.

Y agregó: “Hace dos semanas me junté con el presidente y nunca supe qué valor le dieron a lo realizado. Estuvimos dos semanas sin tener contacto con la dirigencia. Es un mercado de pases complicado y no se habló de refuerzos ni de bajas".

En ese marco comenzaron los interinatos. El primero de “Yagui” Fernández fue con derrota en el debut ante Argentinos Juniors y tras él, el marplatense ex Racing, Diego Villar, con cuatro derrotas sucesivas: la última paradójicamente 5-0 ante Racing.

Los interinatos no funcionaron y otra vez el patrón; apareció un "xeneize", Leandro Somoza. En su conducción, en 14 fechas obtuvieron tres triunfos, tres empates y ocho derrotas. En poco tiempo, se desvanecieron los buenos puntos que habían sido cosechados con Palermo.

Lo que nunca funcionó, los que nunca funcionaron, casi sin refuerzos, con jugadores "experimentados" y alguno que quería migrar a Boedo, quedaron a la espera de un milagro. Un milagro que nunca llegó y decepcionados, los dejó con la vista puesta en las tribunas del Minella que únicamente tenían a socios del club.

Cuentas y más cuentas desde ese entonces. Nueve puntos en juego y estaba obligado a ganar, bajo el deseo de que Arsenal no sumara más de dos puntos en las tres fechas que restaban.

Frente a Banfield mereció más, sí, pero perdió 1 a 0 como local. Se topó con un rival que dedicó el segundo tiempo a defenderse y no pudo estirar la ilusión de permanecer en la máxima categoría del fútbol argentino.

De esta manera, el "tiburón" deberá afrontar su tercer descenso, luego de la temporada 1999/2000 de la B Nacional al Argentino A y 2016/2017 de Primera a la B Nacional. Su clásico, Alvarado, lo espera en la vereda de en frente porque se cruzarán sólo en caso de ser emparejados en el reducido.

Comentarios