Comedores en zona sur: “No se puede abastecer el hambre que hay”

Referentes sociales pidieron que se ponga en foco la situación que atraviesa a los barrios del sur y exigieron mayor entrega de recursos por parte del Gobierno. Aseguran que dan alimentos a 2964 chicos por semana. “Son muy pocos los recursos y verdaderamente no alcanzan”, aseguraron.

Por Redacción

jueves 22 de junio, 2017

La llegada del invierno y la demanda creciente que se reconoce en los comedores y merenderos de barrios del sur, despierta preocupación en las personas que prestan colaboración en esos espacios, ante la escasez de recursos poder cumplir con el plato de comida que piden miles de chicos que asisten semana a semana.

“La zona sur sigue siendo una de las zonas más afectadas de la ciudad en materia alimentaria. Crece a diario la demanda de alimentos y cuesta muchísimo conseguir los recursos”, aseguró a El Marplatense el referente social, Ariel Torres.

El trabajador, que se desempeña en más de una veintena de comedores ubicados en el sur de la ciudad, reconoció un importante incremento de los jóvenes y familias que se acercan para poder tener un plato de comida. “Inicialmente teníamos 9 comedores pero ahora hay 26 merenderos. Creo que esto demuestra la situación que vivimos. Alimentamos a 2694 chicos”, afirmó.

En la misma línea, Torres ejemplificó que en Parque Independencia hay un comedor que “hasta hace poco tiempo” tenía un promedio diario de alrededor de 80 viandas, que ahora debieron aumentar a 110 por la demanda de que hay.

El escenario que se presenta no es nuevo para los barrios del sur. El referente social ya había encabezado en noviembre del año pasado un petitorio al Municipio para obtener mayores recursos, pero desde Desarrollo Social sólo garantizaron la entrega de la partida de leche.

“El municipio no cuenta con recursos para da más asistencia y Provincia trata de responder pero la solución no está llegando. Hoy no es el ideal como se está trabajando ni la cantidad de ayuda que se recibe. Está realmente muy compleja la realidad acá“, sostuvo, e insistió: “Los pocos recursos que nos llegan, que incluso son menos en algunos con respecto al año pasado, no alcanzan”.

Ante ello, Ariel Torres destacó la gran cantidad de donaciones que se recibe por parte de familiares particulares u otros privados. “Los recursos no alcanzan y necesitamos más asistencia. El Municipio ya sabemos que tiene muy buena voluntad pero no puede hacer más”, reconoció.

“No se puede abastecer el hambre que hay ni la demanda que hay. Faltaría muchísimo más. Se tendría que visibilizar un poco más a la zona sur”, cuestionó el trabajador.

Los comedores están distribuidos en barrios como Villa Evita, Las Heras, Bosque Grande, Cerrito Sur, San Martín, Juramento, Nuevo Golf, Parque Independencia y El Martillo. “Estamos en lugares clave y donde más se sufre. Vemos situaciones muy precarias”, señaló.

 


 

Comentarios