EL MAL CLIMA NO DA TREGUA

Otro golpe a frutihortícolas: "Hay invernáculos que se desintegraron"

El fuerte temporal de lluvia, viento y granizo que azotó con dureza a Mar del Plata, hizo lo propio en el cordón frutihortícola local, donde productores registran daños importantes y ya advierten por la pérdida de fuentes de trabajo. "Esto sucede en los momentos más críticos de producción", señalaron.

Por Redacción

sábado 9 de diciembre, 2017

Si bien las inclemencias climáticas parecían haberse tomado un "impass" con los productores frutihortícolas locales, el fuerte temporal de lluvia, viento y granizo que azotó este viernes a Mar del Plata, hizo lo propio en el cordón local, donde ya advierten por la pérdida de fuentes de trabajo a partir de la destrucción "total" de invernaderos.

"Hay bastantes lugares más afectados que otros, y estamos tratando de relevar la cantidad. La gran cantidad de agua que corrió afectó el sembrado y eso no se va a poder evaluar todavía, hay que esperar la evolución de los días", dijo en una primera instancia a El Marplatense Ricardo Velimirovich, titular de la Asociación de Productores Frutihortícolas de General Pueyrredon y Afines.

El referente del sector, que realiza una recorrida por estas horas por los distintos campos de siembra, señaló que los principales daños se registraron contra los invernáculos. "Costaron mucho sacrificio recuperarlos y estaban a punto de tener la producción en diciembre, no existen más y están totalmente destrozados y desintegrados", aseveró.

Velimirovich explicó que hay estructuras "muy difíciles de recuperar" y dijo que al haberse producido afectaciones en la producción de tomate "algunos productores van a tener problemas por la reinserción de los trabajadores".

"Hay gente que va a quedar sin trabajo porque el tomate requiere de una intervención muy manual y esto ya no se va a poder recuperar", señaló el principal exponente de la Asociación de Productores Frutihortícolas de General Pueyrredon y Afines, que dijo que ahora se tratará de evaluar una "reubicación" de los empleados.

Para Velimirovich, el panorama observó tras el temporal fue "terrible". "Hay que tener en cuenta el momento en el que se produce, porque es uno de los momentos más críticos de producción", dijo, y agregó: "Esto no se puede evitar y veremos cómo se puede subsanar".

 

 

 


 

Comentarios