Aldosivi, con la tristeza de bajar y el deseo de subir

El "Tiburón", que tuvo un 2017 que sufrió un descenso, busca reconvertirse y retornar a la élite del fútbol nacional. 

Por Martín

sábado 30 de diciembre, 2017

Aldosivi arrancó el año en Primera División y lo termina en la B Nacional. La tristeza del descenso en aquella noche fatídica en el Minella marcó fuerte en la escena de un equipo que debió reinventarse para arrancar con si ilusión desde la segunda división del fútbol argentino.

El “Tiburón” arrancó el año con una sola incorporación, el volante Sebastián Navarro, en un momento que iba más confiado y sólo miraba de reojo la calculadora y el descenso. En total, sumó 25 de 90 puntos en todo el torneo. El equipo estuvo muy devaluado a comparación de la temporada anterior y pagó caro la floja cosecha.

El torneo había arrancado con 9 equipos por debajo en la tabla de promedios, pero la recta final fue la peor de sus rachas. Sacó 5 puntos de 39 en una seguidilla que lo llevó a enfrentarse con los 5 grandes del fútbol argentino y con sus rivales directos.

Aquella noche del 26 de junio fue una contundente derrota. 0-3 ante Olimpo, ya con Walter Perazzo en el equipo, y una actuación muy débil en un partido que debía jugarse con todo para permanecer en la elite. Tras esa caída, la dirigencia debió apuntar hacia una renovación para volver a Primera.

Para arrancar el torneo, 13 futbolistas se incorporaron al club y otros 16 lo dejaron. Entre las salidas estuvieron jugadores importantes como el capitán Jonathan Galván, Pablo Lugüercio, Neri Bandiera, Pablo Campodónico, entre otros.

Las altas fueron Sebastian Moyano (Godoy Cruz), Lucas Kruspzky (Talleres de Córdoba), Ezequiel Parnisari (Olimpo), Iván Centurión (Puebla de México), Leandro Somoza (Vélez Sarsfield), Diego Villar (Unión de Santa Fe),Emiliano Ellacopulos (Tigre), Iván Pérez (Sport Clube Freamunde de Portugal), Arnaldo González(Central Córdoba de Santiago del Estero), Federico Domínguez (Crucero del Norte) y Esteban Orfano (Instituto), Fernando Telechea (Patronato y ex Alvarado), Nicolás Franco (River Plate) y William Enrique Palacios.

El arranque en el torneo de la segunda categoría no fue muy lúcido. El equipo no encontró un buen funcionamiento y se decidió cambiar de entrenador. Walter Perazzo salió del club y en su lugar llegó Gustavo Álvarez, que venía de dirigir a Temperley.

El 2017 cerró con el equipo prendido en la lucha. El "Tiburón" acumula 20 puntos, a dos del líder Atlético Rafaela y en el pelotón. Tendrá dos posibilidades a partir del próximo año, salir primero o ganar el reducido que disputarán en la búsqueda por el segundo ascenso. Para ello, deberá terminar de aceitar la idea y el funcionamiento, para demostrar que merece estar en la primera categoría.

Comentarios

Argentina - Coronavirus (COVID-19)

Total casos: 20197 - Muertes: 608 | Mar del Plata Casos activos: 5 - Casos sospechosos: 21 - Muertes: 3