Se reunió con concejales

Fiscal Impositiva: Arroyo prometió analizar cambios en comisiones

El intendente recibió, en dos reuniones, a concejales del oficialismo y de la oposición, quienes destacaron la convocatoria, aunque pusieron “marcadas diferencias” para un eventual acompañamiento.  Se entregaría un “borrador” el próximo miércoles y jueves y se comenzaría a tratar el lunes 19.

Por Redacción

viernes 9 de febrero, 2018

El intendente Carlos Fernando Arroyo recibió este viernes por la tarde a los concejales oficialistas y opositores, en dos reuniones por separado, con el objetivo de poder consensuar criterios sobre el futuro tratamiento de la ordenanza fiscal e impositiva que, tras intentos fallidos, debió salir de la consideración de los ediles por irregularidades.

Luego del encuentro, los integrantes de esos encuentros, consultados por El Marplatense, destacaron “la convocatoria tras mucho tiempo”, aunque esperaron “mayor nivel de detalle” para tener en cuenta cuál será “el real nivel de revisión” de los temas que hacen a uno de los segmentos del presupuesto 2018.

En primer término, el jefe comunal mantuvo una conversación con los ediles de Cambiemos (Agrupación Atlántica PRO, Coalición Cívica y UCR), un bloque que resulta de imperiosa necesidad de convencimiento para Arroyo ya que las discrepancias internas provocaron la vuelta al Ejecutivo de la ordenanza. En la oportunidad, estuvo acompañado con el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente y su par de Hacienda, Hernán Mourelle.

Ha sido una discusión genérica, sin un gran nivel de detalle”, puntualizó uno de los presentes a este medio. “Se nos comentó que la próxima semana habrá un borrador que podrá ser discutido luego en la Comisión de Hacienda el lunes 19”, se agregó.

En tanto, hasta cerca de las 16:30 se extendió la reunión con la oposición (1País, Unidad Ciudadana y Acción Marplatense. Si bien valoraron la cita, remarcaron la importancia de revisar en comisiones los alcances de la recaudación, como también cómo se contemplará las modificaciones a las cargas impositivas en los sectores productivos. “Para nosotros es un tema indispensable, mantener el nivel de producción y empleo en una ciudad que debe alentar a las industrias y no desalenterlas como se busca”, remarcó uno de los opositores. Ahí, radica la gran distancia que tiene Arroyo, y su mesa chica, con los concejales.

Otra “grieta” es cuál será el real impacto del aumento de tasas. Si bien el Ejecutivo afirma que será un incremento cercano al 24%, hay ediles que desestiman esa cifra al brindar porcentajes que superarían por tres a cuatro veces esa cantidad, aludiendo a que las principales repercusiones negativas llegarán de los ámbitos “más vulnerables”.

Los concejales intervinientes en la segunda reunión también comentaron que “sólo se discutió por arriba de los temas más trascendentes” y que “la idea es poder comenzar a tratar ese borrador el lunes 19”.

Pese a cierto positivismo por el “gesto” de Arroyo, tanto miembros del oficialismo como de la oposición son cautos. En su mayoría consideran que hubiera sido pertinente devolver todos los expedientes que forman el presupuesto al Ejecutivo, reformular “lo que sea necesario” y “luego tratarlo”. Sin embargo, sólo la fiscal e impositiva fue retirada. La preocupación del intendente se mantendrá durante al menos un mes. Mientras tanto, en su despacho, se tiene sobre la mesa una serie de fórmulas de cobrabilidad. Con el correr del tiempo, el intendente, o bien el propio Mourelle, definirán por dónde se podrá obtener un grado de recaudación alto y equilibrado al mismo tiempo, sin tener que lidiar con polémicas durante el resto del año.

Comentarios