18° C
Clear
Clear

Caso Bernaola: “El Intendente de Balcarce me pidió perdón”

Lo dijo Verónica Borelli, la mamá de la menor que murió tras un choque en la costa en junio pasado, que llevó su grito de Justicia a la apertura de sesiones ordinarias Concejo Deliberante de la vecina localidad, donde cumple la prisión domiciliaria Federico Sasso.

Por Redaccion

miércoles 4 de abril, 2018

Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola,  quien murió tras el siniestro que protagonizó en la costa Federico Sasso en junio pasado, llevó su grito de Justicia a la apertura de sesiones ordinarias que tuvo lugar en el Concejo Deliberante de Balcarce para que el Intendente Esteban Reino le pidiera “perdón”, después de las irregularidades que advirtió Asuntos Internos en la comisaría donde el joven cumplía la prisión preventiva.

La madre de la menor dijo que fue invitada a ese cónclave por la misma ciudad y justificó su presencia para poder “mirar a los ojos” al jefe comunal de esa localidad. “Quería decirle lo que siento por la mafia que tienen en Balcarce con la policía, que de eso puedo estar hablando un mes seguido porque tengo las pruebas y yo misma me encargué de averiguar todo”, aseveró.

En diálogo con El Marplatense, Borelli insistió en que el “único propósito” de su paso por el Concejo Deliberante de Balcarce era la búsqueda de un pedido de “perdón”. “En todo este tiempo, me trataron de loca, de que fabulaba, y mi fin era que me pidan disculpas”, sostuvo, y afirmó: “Reino se acercó a mí, salió del trono, y me pidió perdón y me dijo que estaba a disposición”.

Para la mamá de Bernaola, el Intendente tiene que “encargarse” de brindarle ayuda, después que reconociera en el recinto que Federico Sasso no es una “persona grata” para esa ciudad”. “Si es como él dice, no sé por qué hace 9 meses está con su prisión domiciliaria ahí. Y antes ya había ido a parar uno de los departamentos más caros de Balcarce”, recordó.

“No me interesa la política. La única política que quiero es la política para mi hija: si yo tengo que estar acompañada en una foto de una persona que me ayude, como Ritondo (NdeR: Ministro de Seguridad), Guillermo Berra (NdeR: jefe de Asuntos Internos de la Policía bonaerense), yo voy a estar”, aclaró, y consideró: “Es muy difícil conseguir Justicia para un hijo muerto porque las leyes no nos ayudan”.

Pese a ello, Verónica Borelli también remarcó que por parte de Esteban Reino y el Intendente Carlos Arroyo “no hubo respaldo en ningún momento”. “Sí tuve el respaldo de toda la gente de Mar del Plata, de Balcarce, de todos los lugares”, resaltó.

Ante algunas resoluciones que no hicieron lugar a sus pedidos, la mamá de Lucía Bernaola no ocultó cierto escepticismo por la Justicia. “Yo no confío en la Justicia, pero confío. Confío cuando el fallo sale a favor de una lucha como la mía. Como en esta lucha que vengo hace 10 meses, fueron muy pocas las veces que salieron cosas a favor de la víctima, voy a confiar en las cosas que salen a favor”, manifestó.

“Hace dos meses pedía la pena máxima, pero hoy me conformo con mi lucha, con la lucha de poder dar y demostrar, de que hay cosas oscuras y que se puede investigar, y eso es con lo que me conformo. Voy a creer en la Justicia en tanto y en cuanto estos jueces me demuestren que las cosas son justas, después no voy a creer en la Justicia“, concluyó.

Comentarios