17° C
Clear
Clear

La Iglesia mostró su preocupación por el momento laboral en la ciudad

En el marco del Día del Trabajador, la Pastoral Social realizó una oración en el Puerto local, junto a entidades gremiales. “Es un momento difícil para el mundo del trabajo, especialmente en Mar del Plata y en el puerto, destacaron.

Por Redacción

martes 1 de mayo, 2018

La Pastoral Social realizó un acto en el Puerto de Mar del Plata, en el marco del Día del Trabajador. Representantes del Obispado local se mostraron juntos a dirigentes gremiales y funcionarios, en la Banquina de Los Pescadores, donde manifestaron su “preocupación” por el presente del empleo en la ciudad, hoy el distrito con mayor nivel de desocupación

El padre Luis Albóniga fue el responsable religioso para hablar en el acto, como también en el contacto con la prensa. “En esto me hago eco del obispo que viene recibiendo a las distintas entidades gremiales. Hay preocupación, es un momento difícil para el mundo del trabajo, especialmente en Mar del Plata y en el puerto”, afirmó a El Marplatense y agregó, haciendo referencia al conflicto con estibadores: “Recibimos la noticia nuevamente de barcos que estarían yendo a trabajar al sur y eso implica la pérdida de fuentes de empleo y la continuidad de trabajo para muchos hermanos en el Puerto”.

“Queremos darles ánimo y también que experimenten que, juntos, podemos elevar nuestra voz, y buscar caminos de encuentro, y con la creatividad encontrar soluciones”, planteó Albóniga.

En tanto, hizo alusión a la ayuda que brinda la institución y otras representaciones de la Iglesia en los sectores más necesitados de la ciudad: “Nuestra acción permanente se da con tanta gente que está al servicio de los hermanos en las zonas más periféricas, sobre todo la red de Caritas que tenemos en nuestras parroquias y centros. No solo ponemos a disposición lo que podemos recolectar, sino que hacemos muchas veces de interlocutores para llevar elementos y afrontar situaciones”.

Ahora se viene el invierno y eso en Mar del Plata es un problema”, aseguró el padre, quien continuó: “Gracias a dios tenemos el Hogar Nazaret para personas en situación de calle y la asistencia que se puede desde Caritas”.

Consultado sobre sí alcanzará “sólo con rezar”, respondió: “Yo creo que rezar nos da la fortaleza para poder dar pasos concretos para transformar la realidad. La oración no la vemos como el último recurso, sino como ese espacio de encuentro y motivación para, con la ayuda de Dios, poder ver qué podemos hacer”.

Ante la pregunta sobre si el rol de la Iglesia local seguirá focalizado en ser parte de los sectores que dialoguen con el Gobierno en busca de soluciones a las problemáticas sociales, dijo: “Está siempre disponible el espacio para dialogar y generar espacios de encuentro, nuestra actitud es mantener ese canal de dialogo”. “Esperamos ese diálogo con el Gobierno, esperamos que lo hagan”, concluyó.

Comentarios