11° C
Clear
Clear

Reinserción en el “Batancito”: “No hay cursos con salida laboral”

Desde el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil cuestionaron los talleres que se brindan a los jóvenes involucrados en conflicto con la ley penal. “No hay una salida clara y concreta y esto es una falencia grave”, reconocieron.

Por Redaccion

lunes 14 de mayo, 2018

Desde el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil esgrimieron fuertes críticas a los cursos que se brindan a los jóvenes que están alojados en el Centro Cerrado de Batán y advirtieron que no tienen una “salida laboral clara y concreta”, al remarcar las “graves falencias” en las políticas de reinserción que se promueven desde el Gobierno provincial.

“En lo que hace a las cuestiones internas del instituto, lo que vemos es que los jóvenes tienen cursos y no talleres de oficios con salidas laborales. Tienen cursos de computación, de cocina o carpintería, pero que no tienden a una salida laboral clara y concreta”, advirtió el fiscal Marcelo Yañez Urrutia.

En diálogo con El Marplatense, el funcionario judicial insistió en que esta una “falencia importante y grave” ya que este tipo de programas representan el “ABC” de la reinserción de los jóvenes. “Cuando una persona está privada de su libertad, y más un menor, uno busca la rehabilitación para que entienda que en la vida no hace falta salir a cometer un ilícito y que lo que hay que buscar es un trabajo y un estudio”, explicó.

“Para lograr esto, entonces hay darles las herramientas y las posibilidades para que tengan una buena salida laboral”, consideró el agente del fuero, quien ratificó: “Los defensores hacen constantes visitas al instituto y son ellos los que manifiestan que aún hay talleres simples que no permiten conseguir trabajo. Es necesario que haya oficios”.

Asimismo, Yañez Urrutia acusó por una falta de “articulación” con el organismo provincial que está encargado de dar continuidad a la capacitación que se brinda a los jóvenes, una vez que logran salir del Centro Cerrado de Batán. “En el exterior hay otro organismo que debe seguir interviniendo con el joven hasta que la causa se le cierre. El joven puede empezar un oficio dentro del instituto y si sale y no terminó de cursarlo, tiene que haber una articulación para que continúe afuera”, sostuvo.

“Los chicos hacen unos talleres que los terminaron en el tiempo que estuvieron privados de la libertad pero si no lo terminaron quedan con lo básico que pudieron hacer, y entonces no se termina capitalizando la estadía dentro del instituto“, argumentó.

 

Comentarios