30° C
Clear
Clear

ARA San Juan: oxigeno de emergencia insuficiente y comida vencida

A través de un informe de Auditoría que realizó la propia Armada Argentina, se conoció que la escotilla de emergencias no estaba certificada. Por otro lado, tripulantes habían denunciado falta de alimentos, pan en mal estado y la falta de tubos de oxigeno.

Por Redacción

sábado 26 de mayo, 2018

La jueza federal Marta Yañez recibió un informe de auditoría elaborado por la propia Armada en la que reconoce que el ARA San Juan ya había suspendido un “adiestramiento específico y combinado en operaciones de escape, rescate y asistencia del personal submarino siniestrado” con la “Marina de Brasil por estar pendiente la certificación de escotilla”, es decir por el lugar dónde los tripulantes deberían ser evacuados en caso emergencia. Que la escotilla no estuviese certificada quiere decir que no había sido homologada. En otras palabras, no había certeza que se abriera, al menos de la manera correcta.

La lectura de la causa revela también la poca atención que los responsables de la Marina, y el ministerio de Defensa, le otorgaron a los reclamos y sugerencias que Pedro Martín Fernández, el comandante del submarino, realizó después del último patrullaje, entre el 1 y el 19 de julio de 2017 y que podrían haber evitado la tragedia.

Aunque parezca increíble, el Capitán de Fragata, y responsable del único submarino argentino que estaba en operaciones, se quejó ante sus superiores porque el pan con el que lo aprovisionaron era “común” y no lactal con lo cual “se puso en mal estado con el correr de los días” y que “las bebidas y algunas golosinas fueron adquiridas por el propio personal”, ya que gaseosas y jugos no fueron incluidos en el suministro.

El expediente también revela que el 25 de octubre pasado el buque de guerra zarpó de la Base Naval de Mar del Plata, con material vencido y en menor cantidad. Algunos ejemplos.

El 95% de los filtros, los llamados canisters, que evitan la contaminación por hidróxido de carbono, léase los que hacen respirable el aire, estaban fuera de la fecha de vencimiento. Además de llevar casi 600 menos de los previstos por el fabricante alemán.

El propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su exposición ante los senadores reconoció que en vez de los “1.600 recipientes comúnmente denominados canisters de cal soda que actúan como agente absorbente de dióxido de carbono, el ARA San Juan zarpó con 1.059” y de esa cantidad, “51 vencían en 2021, otros 448 habían vencido en junio de 2014 y los restantes 560 vencieron en septiembre 2015”.

Pero eso no es todo, según destacó Infobae, la nave siniestrada “también llevaban 24 dispositivos de oxígeno OR 3000 (denominadas comúnmente candelas), para provisión de 6 días de oxígeno de emergencia, cuando el fabricante del submarino estipula 100″.

En la causa, y a través de declaraciones testimoniales, ya está probado que otras 36 candelas “habían quedado estibadas en tierra desconociéndose la causa por la cual el Comando del Submarino no las embarcó”.

Comentarios