19° C
Rain
Rain

Caso Melmann: después de 17 años, otro policía enfrentará un juicio

Se trata de Ricardo Panadero, que está acusado de haber participado del brutal crimen que sufrió la menor el 4 de febrero de 2001. En la previa al debate, que comenzará este lunes, el padre de la víctima, Gustavo, mostró expectativas pero reconoció que a esta altura “hay mucha gente que tiene miedo de hablar”. “Esto llega tarde”, cuestionó.

Por Redaccion

domingo 27 de mayo, 2018

Pasaron 17 años, pero todavía mantiene esperanzas. Para Gustavo Melmann no hay otra fe que la búsqueda de Justicia por el brutal crimen que tuvo como víctima a su hija, Natalia, y a partir de este lunes renovará los pedidos para que condenen a otro de los policías acusado de participar en el hecho.

El imputado es Ricardo Panadero, un ex efectivo de la Policía Bonaerense, que será juzgado hasta el 22 de junio en el Tribunal Oral N°4 de la ciudad por el delito de “homicidio agravado por el secuestro, tortura, violación seguida de muerte y ocultamiento del cuerpo” de la adolescente.

Para Gustavo, este juicio es “tardío” y debería haberse realizado “hace 17 años”, cuando sí fueron condenados Ricardo “El Mono” Suárez, Oscar Echenique y Ricardo “Rambo” Anselmini, que hoy gozan de salidas transitorias.

“Nunca quisieron llevar todos los policías a juicio”, cuestionó, en diálogo con El Marplatense, y resaltó al mismo tiempo: “Son cinco los ADN que encontraron en el cuerpo de mi hija. Y después de haber permitido en estos años un montón de chicanas, apelaciones, se llega a este Juicio por voluntad de la fiscal Ana María Caro”.

Si bien el papá de Natalia mostró expectativas y ratificó su esperanza de que los magistrados intervinientes logren “escuchar los pedidos de Justicia”, reconoció también que hay “mucha gente que no quiere hablar” por temor.

“Vamos a ver si con la prueba que llegamos se puede condenar a Panadero. Yo creo que hay pruebas suficientes pero lo que pasa que tiene que estar la voluntad de los jueces de escuchar“, sostuvo Gustavo, al respecto.

Mientras tanto, la familia también mantiene expectativa por una nueva resolución de la Justicia que frene el revés que sufrieron en octubre pasado, cuando los camaristas Javier Mendoza y Esteban Viñas beneficiaron a los tres policías que ya están condenados por el salvaje asesinato para que puedan acceder a salidas de prisión, una vez cada 15 días y por de 12 horas, con el fin de lograr “reestablecer sus vínculos familiares”.

La esperanza de la familia de Natalia está depositada en lo que defina el tribunal de Casación, tras la presentación que fue realizada a mediados de noviembre. Todavía no respondieron nada. Para liberarlos lo hicieron en una hora, pero para responder está pasando más de medio año de espera”, apuntó.

EL EMBLEMÁTICO CASO

La adolescente de 15 años había desaparecido en horas de la madrugada del 4 de febrero de 2001, después de ir a bailar a un boliche de Miramar. Tras una intensa búsqueda, cuatro días más tarde, su cuerpo fue encontrado sin vida, escondido en un vivero municipal.

La autopsia después confirmaría que Natalia Melmann fue víctima de abusos sexuales reiterados, además de sufrir diversas quemaduras, ser maniatada y estrangulada con el cordón de sus zapatillas.

En 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 encontró culpables de Ricardo Suárez, Oscar Echenique y Ricardo Anselmini, que se desempeñaban como policías de esa ciudad, por los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía, en concurso con dos o más personas para procurar su impunidad”.

Los efectivos de la Policía Bonaerense fueron condenados a reclusión perpetua, aunque después la defensa apeló esta condena y se la redujo a prisión perpetua. Otro de los involucrados en el caso fue Gustavo Fernández, conocido como “El Gallo”, a quien la Justicia consideró como la persona que entregó a Melmann a los policías. Para él, debía purgar 25 años de cárcel y es el único de los imputaos que ya se encuentra en libertad.

Comentarios