7° C
Clear
Clear

Rígel

“Él tenía miedo por las malas condiciones de los barcos”

Lo aseguró Julieta, la esposa del marinero Carlos Daniel Rodríguez que integra la tripulación del buque marplatense que es intensamente buscado desde la madrugada. “Yo sólo quiero que llegue bien a casa. Tengo a mi nena”, declaró.

Por Redaccion

sábado 9 de junio, 2018

Otra vez, la angustia y la desesperación vuelven a ser los sentimientos que sobrevuelan a las familias de trabajadores del Puerto, ante la incertidumbre que se agudiza en las últimas horas por el paradero del buque marplatense Rigel, que permanece desaparecido en aguas patagónicas desde la madrugada.

Julieta, la esposa del marinero Carlos Daniel Rodríguez que forma parte de la tripulación del barco, se mostró molesta en primera instancia por la falta de precisión en la información que fue brindada por las autoridades locales de la Prefectura.

“Daniel iba ahí y vengo a la Prefectura y me dicen que lo están buscando, pero no me dicen con exactitud si el barco se hundió o si no se hundió, me están dando vueltas y yo quiero una información. Estoy esperando algo y nadie me da nada”, reclamó.

La familiar recordó, incluso, que el tripulante estuvo “a punto de no salir” ya que la fuerza habilitó a último momento unos certificados para que pudiera embarcarse. “Dicen que hubo un temporal y nada más. No sé nada. Por Whatsapp, anda circulando un audio en el que dice que los venían remolcando. Me están mareando”, señaló, en diálogo con Todo Noticias.

Sin embargo, en el testimonio de Julieta vuelven a resurgir los mismos cuestionamientos a los estados de los barcos, que se visibilizaron con tragedias pasadas, como sucedió el 17 de junio de 2017 con el Repunte. “Él siempre me decía que los barcos estaban muy mal, que tenía miedo de que le vaya a pasar algo ahí. Me decía que los barcos estaban mal, que si no se rompía una cosa se rompía otra“, aseguró.

La esposa de Carlos Rodríguez se mostró expectante de los resultados de la búsqueda, que se mantiene entre Rawson y Camarones, las localidades donde se mantuvo el último contacto en el mar del “Ríquel”. “Yo quiero que el llegue bien a la casa. Tengo mi nena. Y no sé que va a pasar”, expresó.

Comentarios