12° C
Clear
Clear

Rigel

“Hay pruebas de que el barco estaba destruido y sin motor”

Así lo aseguró a El Marplatanse Graciela Godoy, madre de Nahuel Navarrete, uno de los marineros del buque que se encuentra desaparecido desde el sábado. “Hay audios de los chicos y vídeos comentando que no podían salir porque el barco estaba roto”, agregaron.

Por Redacción

lunes 11 de junio, 2018

Graciela Godoy, madre de Nahuel Navarrete, uno de los marineros del Rigel que se encuentra desaparecido desde el sábado denunció en diálogo con El Marplatense que estuvo presente al momento de partir del navío y “nadie lo revisó y dijeron que podía salir“. “Si hubo un cortocircuito o un desperfecto eléctrico como se iba a comunicar, si no se controló ni inspeccionó”, agregó mientras reclamaban en el Puerto local por mayores medidas de seguridad.

“Dicen que había controles y el viaje anterior del Rigel, no tenía motor, no andaba, estaba destruido, lo que dice el prefecto es mentira y se lo dije en la cara“, apuntó sobre las declaraciones de Daniel Cartagenova, Prefecto mayor de la Prefectura detallando que el barco tenía todos los certificados para zarpar .

“Hay audios de los chicos que dicen que estaba roto y tenían que esperar, este año que estuve hasta las 2 de la mañana filmando a mi hijo estuvimos desde las dos de la tarde esperando a que lo arreglen” continuó detallando Godoy que explicó no entender “porque se permite que sigan saliendo, porque no hay controles, porque no está la gobernadora si esto lo maneja provincia y porque no hay un barco en Mar del Plata y hay que esperar que llegue uno de salvataje desde Buenos Aires“.

Sobre la decisión de los empresarios de dejar salir los barcos, manifestó: “Es plata, para los empresarios un día o unas horas que no salgan es mucho dinero“. “Después vienen los empresarios con la palmadita en la espalda, mientras desaparecen y desaparecen chicos, la empresa no se hizo cargo, falleció uno, era el responsable de la vida de mi hijo, el quiso seguir, el sabía que había fallas” explayó sobre los empresarios y la responsabilidad del capitán del barco que fue encontrando sin vida en el mar.

 

Comentarios