Trajes de inmersión: “El tiempo de 10 días no alcanza para importar”

Lo advirtió a El Marplatense Diego Luchetti, titular de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, tras la resolución con la que Prefectura dispuso la obligatoriedad de la medida de seguridad, que deberá ser acatada por las embarcaciones en los próximos días. Los equipos deben ser importados de China.

Por Redacción

martes 19 de junio, 2018

Representantes de armadores pesqueros mantuvieron reuniones con autoridades nacionales para tratar de prorrogar el plazo de 10 días que dispuso la Prefectura Naval Argentina para incorporar en forma obligatoria nuevos trajes de inmersión que puedan ser utilizados por la tripulación de las embarcaciones.

Diego García Luchetti, titular de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, le explicó a El Marplatense que el equipamiento que se exige no se encuentra en cantidad suficiente “ni en el país ni en países limítrofes”, por lo que debe importarse de otros lugares, mayormente de China.

Ante ello, el gerente de la entidad advirtió que “el tiempo de 10 días que dio la Prefectura obviamente no alcanza para hacer una importación” de estas características. “El número de trajes que se precisa para toda la flota sería de 20 mil”, graficó.

Distintas entidades estuvieron reunidas este jueves por la tarde con Prefectura Naval y el Subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Manuel Bosch, “evaluando distintas posibilidades”, ante los inconvenientes en los plazos fijados. “Se comprometieron en mejorar y acelerar algunos procesos de importación”, destacó.

“Paulatinamente lo que tenemos que hacer es ir pidiendo las prorrogas y acreditando las gestiones que hacemos para importar esos trajes”, dijo Luchetti, quien agregó: “Lo que hay que acreditar es la imposibilidad de incorporarlos en los 10 días. Esto estará en el estudio del Ministerio de Seguridad en otorgar una prórroga o no en base a la documentación que vayamos alcanzando”.

En este marco, el titular de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura aclaró que está “totalmente de acuerdo con que se vayan incorporando a la flota los trajes de inmersión”, así como todo “lo que sea para mejorar en medidas de seguridad”.

Con respecto al costo que implicaría para los armadores, el referente del sector dijo que aún se desconoce porque “los precios que se bajaron con distintos proveedores son muy disimiles”. “No lo sabemos, pero de una forma u otra hay que incorporarlo evidentemente”, ratificó.

 

Comentarios