14° C
Fog
Fog

Recicladores solicitan un subsidio para vender el material en Capital

Daniel Figueroa, titular de la Cooperativa CURA que opera en la planta de separación de residuos, mantuvo una reunión con el intendente Carlos Arroyo para requerirle ayuda económica con el fin de comercializar allí lo recuperado y obtener un mejor precio.

Por Redacción

viernes 13 de julio, 2018

Daniel Figueroa, titular de la Cooperativa Común Unidad de Recuperadores Argentinos (CURA) que opera en la planta de separación de residuos, le solicitó este martes al intendente Carlos Arroyo un subsidio para poder vender el material recuperado en Capital Federal debido a la diferencia de precio, según aseguró en una entrevista con Radio Mitre Mar del Plata.

“Necesitamos que nos cambien una pala mecánica, unificar los turnos para trabajar mejor y mandar el material a Buenos Aires porque lo pagan mejor allá”, precisó. Figueroa detalló que, por ejemplo, mientras en Mar del Plata el plástico PET se paga $6.5 el kilo, en Capital Federal la cifra asciende a $12. “Acá las empresas se carterizan y no te pagan nada”, expresó.

Para lograrlo, enfatizó en la necesidad de recibir la ayuda del municipio y del Concejo Deliberante. Aseguró que Arroyo les prometió que hablará con la secretaría de Hacienda y después enviará el proyecto al Concejo. “Es para el crecimiento de la planta y el beneficio de los que trabajamos allá”, indicó. Asimismo, sostuvo que todos los presidentes de bloque le dieron su palabra sobre el apoyo que brindarán al otorgamiento del subsidio.

Figueroa destacó que desde 2009 los recuperadores se están capacitando en administración y comercialización para emprender este desafío, que implicaría para ellos un salto en sus ingresos, que ahora alcanzan los $2500 por semana. También contó que le pidieron al intendente que les facilite la ayuda de personal municipal idóneo para que los supervise en este proceso.

La Cooperativa CURA está integrada por 32 asociados que separan, recuperan y comercializan 70 toneladas de residuos reciclables por día. “Si mejoramos económicamente, podemos incorporar a algunos de los 70 compañeros que trabajan a cielo abierto, solo necesitamos ayuda para crecer”, admitió esperanzado.

Comentarios