11° C
Clear
Clear

Por Roberto Garrone

Las mentiras del Ministro Etchevere

La reunión de la Mesa Pesquera dejó como gran anuncio que Prefectura se corría de la habilitación de los barcos. Pero lo que dice el ministro de Agroindustria no coincide con la realidad. Se creó una Comisión pero para investigar siniestros marítimos. Por Roberto Garrone.

domingo 15 de julio, 2018

El gobierno nacional eligió una mentira como anuncio principal tras la reunión de la Mesa Pesquera que encabezó el presidente Mauricio Macri en la sala de conferencias del INIDEP y de la que participaron cámaras empresarias y referentes sindicales vinculados con la actividad pesquera y portuaria.

El vocero de la mentira fue el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, quien trazó un balance del encuentro a los medios junto con el subsecretario de Pesca, Juan Manuel Bosch.

El Ministro anunció  que a partir de ahora la Prefectura Naval Argentina no será el organismo que controlará las habilitaciones de los barcos y que esa tarea quedará en manos de los ministerios de Seguridad y Transporte.

Etchevere dijo que el Presidente había firmado una resolución que establece que Prefectura dejará de ser “el organismo de control de las habilitaciones de los barcos pesqueros”, al entender que “el  que controla no sea el mismo que emite la habilitación de los barcos”.

El Ministro hace referencia a la Resolución 2/18 que no firmó Macri, sino Guillermo Dietrich, el ministro de Transporte y fue publicada la semana pasada en el Boletín Oficial. La norma crea la Comisión Nacional de Investigación de Siniestros Marítimos  con el objetivo de “fortalecer la seguridad en la navegación y la prevención de siniestros y sucesos en mares, ríos, canales y demás aguas navegables de jurisdicción nacional y en buques de bandera argentina”.

La Comisión la preside y conduce el Ministerio de Transporte e integrada por el Ministerio de Seguridad. La Comisión puede convocar a un consejo consultivo a fin de recibir asesoramiento en las investigaciones y otras actividades que se realicen. Serán invitados a participar los ministerios de Defensa, Trabajo, Cancillería, Agroindustria, Prefectura, Armada, Servicio Meteorológico, del Consejo Nacional Pesquero (sic), autoridades locales, compañías de seguros, agrupaciones, organizaciones sociales, etc.

Nada dice esa Comisión que las “habilitaciones”, término que cuesta encontrarle un significado en la materia, no serán realizadas por Prefectura. Los barcos tramitan su matrícula nacional cuando se incorporan a la marina mercante, deben renovar el certificado nacional de la seguridad en navegación y cumplir con determinadas inspecciones ordinarias y extraordinarias en distintos rubros: casco, motorización, sistemas eléctricos, comunicaciones,  seguridad y salvamento, entre otros.

“La Resolución 2/18 crea una comisión de investigación de accidentes, manteniendo las responsabilidades y atribuciones individuales de los que integren el comité consultivo. No reemplaza a nadie”, aclara Marcelo Fuster, ingeniero naval y perito de las familias del Repunte en la causa penal.

Que el Presidente haya quedado conmocionado con las historias que le contaron los familiares de los tripulantes desaparecidos en los últimos naufragios no justifica que su Ministro de Agroindustria salga a decir mentiras.

El viernes por la tarde cuando el anuncio del vocero replicaba en todos los portales, entre los empresarios, industriales y armadores que habían asistido a la reunión todavía no habían descifrado el mensaje oficial.

Si una mentira fue el principal anuncio de la visita de Macri a Mar del Plata no queda otra cosa que la triste anécdota. Como la foto política para el recuerdo con el Intendente, funcionarios y legisladores con sueños de intendente en un INIDEP vacío de trabajadores porque la Dirección les dio asueto para que todo se resuma en un vacío de realidad.

Si otra vez, después de dos años y medio de gestión, los funcionarios toman nota de los planteos del sector, asistimos a una administración que escucha pero nunca resuelve. Y miente para disimular lo evidente: la carencia absoluta de políticas pesqueras que que promuevan el valor agregado y el trabajo en tierra.

 

Comentarios