11° C
Overcast
Overcast

El “líder” de la secta que explotaba mujeres pedirá la excarcelación

“Está imputado de desapoderar a las personas, pero no tiene bienes a su nombre y las armas encontradas estaban todas registradas a nombre de dos personas que se dedican a la caza deportiva”, indicó el defensor de Eduardo de Dios Nicosia, que intentará conseguir el jueves la excarcelación.

Por Redacción

lunes 30 de julio, 2018

Eduardo de Dios Nicosia, conocido como el Swami Vivekayuktananda, está indicado como el principal imputado en la causa que investiga la secta que explotaba mujeres en la ciudad dentro del Hotel City, ubicado en 

Diagonal Alberdi al 2500. Luego de negarse a declarar, junto a su defensor solicitarán su excarcelación.

 Vivekayuktananda se negó a declarar ante el juez Inchausti tras ser detenido, al igual que Silvia Capossiello y su amigo venezolano. “Desconocía los contenidos de la causa en su contra al no poder verla“, aseguró su actual abogado, Pablo Tosco, que asumió su defensa tras la firma del procesamiento: “Todavía no he tenido oportunidad de verla ya que hay secreto de sumario. No poder ver el expediente atenta contra el derecho de defensa“, continúó Tosco.
De vuelta en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, con un pedido de excarcelación denegado por Inchausti, el primer gurú del yoga de la historia argentina dice desconocer todos los cargos en su contra.
“Está imputado de desapoderar a las personas, pero no tiene bienes a su nombre. Los hechos se remontan hace más de 30 años sin pruebas concretas más allá de las testimoniales. ¿Los hechos son graves? Desde luego, pero ponemos en duda la veracidad de los dichos. Las armas estaban todas registradas, a nombre de Acurero y de otro imputado, se dedican a la caza deportiva“, indicó Tosco, según comunicó Infobae.
El procesamiento ya fue recurrido por el defensor y el próximo jueves buscarán lograr la excarcelación y la prisión domiciliaria en una nueva audiencia en la Cámara Federal de Mar del Plata.
El proceso comenzó a partir de una denuncia efectuada por la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas del Ministerio Público Fiscal de la Nación: allí había llegado una denuncia anónima sobre situaciones de explotación y abusos sexuales de una secta que actuaba desde el Hotel City. Esto fue ratificado y detallado por cinco de las víctimas de la secta donde se encontraban inmersas por circunstancias ajenas a su voluntad, y donde permanecían cautivos a través de la imposición de temor, violencia, encierro, exhibición de armas o golpizas.

Comentarios