16° C
Rain
Rain

La declaración de Wagner, clave para el “arrepentimiento” de Gerbi

El empresario marplatense, recientemente ofrecido para ser “imputado colaborador” en la “Causa de los Cuadernos”, había sido mencionado por el ex titular de la Cámara de la Construcción como una de las firmas más favorecidas en los últimos años en la Provincia.

Por Redacción

miércoles 22 de agosto, 2018

Patricio Gerbi, el empresario marplatense (Coarco) que recientemente se ofreció a ser “imputado colaborador” en la causa de “Los Cuadernos de las coimas”, decidió sumarse a la la lista de importantes dueños de poderosas compañías que mostraron su “arrepentimiento” por formar parte, durante años, de una presunta organización encabezada por ex funcionarios nacionales para obtener recursos impropios provenientes de la obra pública.

Para que resuelva estar a las órdenes del juez Claudio Bonadio, resultaron trascendentales las declaraciones de Carlos Wagner, el hombre que condujo la Cámara Argentina de la Construcción durante varios años del kirchnerismo, quien acordó con el fiscal Carlos Stornelli ser uno de los primeros empresarios que ingresaban a la figura de “imputado colaborador”.

Según consignó el diario La Nación, Wagner describió detalladamente la operatoria delictiva para confeccionar una red de empresarios afines al Gobierno kirchnerista para adecuar licitaciones a medida a cambio de coimas, con importantes “reintegros” por parte de quienes resulten ganadores de la obra pública.

En sus detalles, mencionó a una serie de empresas elegidas por los funcionarios de aquel mandato y entre ellas figura la firma marplatense Coarco, de conocido trabajo en la reparación de calles y otras tareas vinculadas a la construcción en la zona.

Entre las que iban a ese lugar de reparto de obras y millones, el constructor mencionó a Perales Aguiar, Vial Agro, Biancalani, Losi, Fontana Micastro, Marcalba, Iecsa, Chediack, Equimac, Coarco, Cartellone y Vialco. “Me comprometo a aportar el nombre de más empresas a medida que las vaya recordando”, agregó, según publicó el medio.

Las empresas se reunían en los lugares establecidos y determinaban el ganador de la licitación en función de su interés por la obra y del volumen de trabajo que tenían. Una vez adjudicada la obra, el compromiso era abonar para gastos políticos, para necesidades políticas, el anticipo que estaba establecido en los pliegos“, aclaró y continuó: “El porcentaje del anticipo financiero era entre el 10 y 20 por ciento del total de la obra. Deducidos los impuestos, el compromiso era entregar la totalidad restante del anticipo financiero a modo de retorno”.

“Se establecían montos equivalentes que se pagaban de los primeros tres certificados de obra. Quiero aclarar que mi empresa no estaba exceptuada de este mecanismo”, señalo por si alguna duda quedaba de que él también pagaba coimas”, dijo Wagner.

Coarco es una de las firmas que se encuentran entre las 30 compañías que más resultaron ganadoras en las licitaciones de obra pública asignada por el gobierno kirchnerista, entre el 2003 y 2015.

Su propietario es Patricio Gerbi, referente de la Cámara Argentina de la Construcción, quien tomó conocimiento público en 2016 tras una denuncia de la subsecretaria de Coordinación de la Obra Pública Federal, que comenzó a corroborar irregularidades en las adjudicaciones.

Dentro del listado que confeccionó Vialidad Nacional, Ministerio del Interior y Ministerio de Energía y Minería, se encuentra “Austral Construcciones”, del detenido Lázaro Báez, y CPC, del cuestionado dueño de medios, Cristobal López. En tanto, figuran otros empresarios que hoy en día están presos o seguidos por la justicia ante su presunta participación en la causa de los “Cuadernos de la Corrupción”.

Eduardo Eurnekian (Corporación América), Carlos Enrique Wagner (Esuco), Aldo Roggio (Grupo Roggio), Angelo Calcaterra (IECSA) y Gerardo Ferrerya (ELECTROINGENIERIA) son algunos de los empresarios que en la actualidad están acusados de formar parte de una organización que se dedicaba a entregar coimas a funcionarios del pasado Gobierno con el fin de resultar ganadores en la obra pública. No obstante, muchos de ellos declararon como arrepentidos y aseguraron que sólo entregaron “dinero negro” para aportar en la campaña electoral.

Las 30 empresas adjudicatarias de la obra pública entre 2003 y 2015:

1) AUSTRAL COSTRUCCIONES de Lázaro Baéz

2) CARTELLONE, de José Cartellone

3) COARCO, de Patricio Gerbi

4) COMSA, multinacional origen español

5) CONTRERA HERMANOS, de Juan Touseda;

6) CHEDIACK, de Juan Chediak

7) CPC, de Cristóbal López;

8) CORPORACIÓN AMÉRICA, de Eduardo Eurnekian

9) DURO FELGUERAS, multinacional de origen español

10) DYCASA, de Javier Balseiro

11) ECODYMA, de Juan Scaramellini

12) ELECTROINGENIERIA, de Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra

13) ELEPRINT S:A de Gustavo Weis

14) EMEPA, de Gabriel Romero

15) ESUCO, de Enrique Wagner

16) EQUIMAC, de Silvio Mion

17) GANCEDO, de Felipe Gancedo

18) GENERAL ELECTRIC, multinacional estadounidense

19) GOTTI HNOS de Lázaro Baéz

20) GREEN, de Carlos Arroyo

21) GUERECHET SA, de Julio Guerechet

22) GRUPO AUSTRAL(AUSTRAL, KANK Y COSTILLA, GOTTI HNOS y SUCECION DE ADELMO BIANCALARI), de Lázaro Báez.

23) GRUPO ROGGIO, de Aldo Roggio

24) IECSA,de AngeloCalcaterra

25) IMPSA, de Enrique Pescarmona

26) ISOLUX, de Luis Delso,

27) JCR, de Juan Carlos Relats;

28) KOOPEX, multinacional de origen polaco

29) LUIS LOSI SA, de Luis Losi;

30) ODEBRETCH.

Comentarios