24° C
Clear
Clear

Los restos óseos hallados no pertenecen a Fernando Lario

Así lo establecieron los resultados de las pericias sobre el cráneo encontrado en la Ruta 11 en los últimos días. 

Por Redacción

miércoles 29 de agosto, 2018

Los restos óseos hallados en los últimos días en la Ruta 11 no pertenecen a Fernando Lario, el arquitecto que permanece desaparecido desde el 7 de julio de 2012. Así lo confirmó a El Marplatense el abogado de la familia, Julio Razona, presente en la diligencia.

Corresponden a un hombre, cuya identidad no se conoce hasta el momento. Sin embargo, los análisis permitieron saber que no son similares a las características físicas del cuerpo de Lario.

El pedido había sido realizado al sostener que la investigación se centra “desde hace más de un año en esa zona“. “En este sector se hicieron inspecciones oculares y hasta se han secuestrado automóviles siniestrados en busca de restos”, había puntualizado Razona, en diálogo con este medio.

La solicitud recayó sobre la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI) N°1, a cargo de Fernando Castro, quien lleva adelante el caso, después de reemplazar a María Isabel Sánchez.

Lo que pretende pretende probar el abogado es la hipótesis que plantea que Lario fue secuestrado y asesinado por tres delincuentes, tal como lo había adelantado en exclusiva a este medio a principios de este año.

LAS INVESTIGACIONES EN LOS ÚLTIMOS MESES EN EL ENIGMÁTICO CASO

En febrero, el abogado de la familia Lario, Julio Razona, dijo a este medio que “Lario fue interceptado por tres delincuentes que le robaron, que lo golpearon hasta terminar con su vida y que hicieron desaparecer su cuerpo”. Sus declaraciones se enmarcaron luego de una investigación que llevó adelante junto a los instructores especializados que destinó la Procuraduría General de la Provincia de Buenos Aires para este emblemático caso.

El letrado que representa a la familia del arquitecto explicó que esta revelación, que pondría fin a la infinidad de hipótesis que se barajaron en la causa, se logró gracias al hallazgo de un testigo que no había sido tenido en cuenta hasta la fecha y que resultó “clave” con su testimonio.

Se trata de un interno que permanece en el centro carcelario, que no tuvo intervención alguna en el presunto homicidio, pero que sí “escuchó una conversación” que le permitió conocer quiénes eran los autores materiales de este hecho.

“Por medio de un tarea de campo que realizamos con los investigadores pudimos dar con esta persona, y logramos convencerla de que rompa con los códigos carcelarios y cuente lo que había pasado: era el testigo principal”, enfatizó Razona, quien ratificó: “Todo esto se lo notificamos al fiscal, y así logramos saber que Lario murió en manos de tres delincuentes que lo golpearon hasta matarlo“.

Al cumplirse seis años de la desaparición, Razona le había adelantado a este medio que pediría al fiscal Castro que proceda con la imputación de los presuntos asesinos. “Estamos recabando toda la prueba para demostrar que las condiciones de tiempo y lugar dan como los responsables del hecho y a partir de esa imputación escucharlos y ver qué es lo que manifiestan”, explicó.

Comentarios