Tolerancia cero: “Manejar un auto es como tener una 45 en la mano”

Lo sostuvo el Intendente Carlos Arroyo, al fundamentar la importancia del decreto que implementó para la ciudad desde el martes. “Con salvar una sola vida, estamos súper pagados”, consideró.

Por Redacción

miércoles 26 de septiembre, 2018

El Intendente Carlos Arroyo volvió a ratificar en la mañana de este miércoles el decreto que hizo regir desde este martes la tolerancia cero para Mar del Plata y le “rogó” a la población que tenga un “poco de sentido común” y evite involucrar el alcohol al momento de la conducción.

“Más allá de las dificultades, con que logremos como resultado final salvar una sola vida estamos súper pagados. Y no descarto que el Concejo Deliberante dicte la ordenanza que yo espero tener, tomando la base de ese decreto o con alguna otra legislación mejor. Lo que sí quiero es que no haya más accidentes, no más muertes, no más dolor en nuestras calles. Eso es lo que le pido a los marplatenses”, expresó, en diálogo con la prensa.

El Intendente se mostró “feliz” con el inicio de los operativos y puso énfasis en la necesidad de que las personas “se pongan en la cabeza de que una vez que ocurren los accidentes son irreversibles”. “Las lesiones quedan y los muertos también”, sentenció.

“No queremos más heridos, más gente sufriendo, más madres llorando…  Les ruego que más allá del decreto tengan un poco de sentido común: el automóvil es un arma, poner un vehículo en la calle es como tener una 45 en la mano”, graficó, sobre los riesgos, y añadió: “Le ruego a toda la población, que así como en algún momento le rogué que no tiraran basura, que acá también el que toma un poquito de más, el que acelera un poco más, está arriesgando la vida del resto”.

A su vez, el Intendente confió en que los turistas que arriben a la ciudad en los próximos meses lograrán adaptarse con facilidad a la nueva normativa que rige en el tránsito de Mar del Plata. “El turista, cuando está entrando por la caminera, ya sabe qué es lo que va a encontrar: si ve desorden, se suma a eso; si ve autos por cualquier lado, se suma a esos autos, y si ve borrachos por cualquier lado, toma hasta estar así. Pero si ve que está todo ordenado y demarcado, él se ordena“, remarcó.

El argentino, como cualquier ciudadano, se adapta a lo que se encuentra. Si tenemos una ciudad organizada y más o menos ordenada en noviembre o diciembre, el turista se va a sumar y vamos a tener un verano ordenado”, garantizó.

Comentarios