13° C
Fog
Fog

Un exsecretario de los Kirchner aportó más datos sobre las coimas

En su declaración como arrepentido, Fabián Gutiérrez sumó su voz a las de Sergio Velázquez, Claudio Uberti y Ernesto Clarens. Expresó que “hubo bolsos con dinero que iban hacia el sur y que se guardaban en lugares donde sólo podía ingresar Nestor Kirchner”.

Por Redacción

jueves 4 de octubre, 2018

Fabián Gutiérrez estuvo cerca del matrimonio Kirchner durante más de quince años. Conoció en detalle muchos de los movimientos de la ex familia presidencial y, sorpresivamente, pidió ser un imputado colaborador en la causa que investiga el sistema de recaudación de fondos ilegales que ex funcionarios del entonces ministerio de Planificación Federal, cobraban a empresas contratistas del Estado.

Así, en pocos días, el ex secretario privado se convirtió en “arrepentido”, comprometiendo con sus dichos a Cristina Kirchner. Habló, según trascendió, de bolsos que viajaban a El Calafate, de “espacios destinados a guardar los bolsos que eran inaccesibles para todos y sólo ingresaba Néstor Kirchner”, entre otros nuevos datos.

Gutiérrez fue un hombre de extrema confianza de los Kirchner. Participó de reuniones, viajes, asados y situaciones políticas que rodearon a los ex presidentes. En mayo de 2003 llegó a la Casa Rosada proveniente de Santa Cruz y estuvo el 9 de diciembre de 2015 en el último acto oficial que encabezó Cristina Kirchner como presidenta de la Nación. Había dejado su cargo de secretario privado en 2010, pero no cortó la relación con la ex familia presidencial.

Se centró en la propiedad de la villa turística de donde el juez Bonadio secuestró 100 objetos tras tres días de allanamiento. Según la justicia, en esa vivienda se detectó un espacio definido como bóveda.

El dinero se movía sólo en el departamento de Uruguay 1306 en Recoleta donde hoy vive Cristina, “se hicieron 87 entregas por U$S 69.722.600”, indica la resolución del juez Bonadio con la que procesó a los acusados en la causa de los cuadernos. Además, el magistrado insistió con la existencia de una “bóveda en el domicilio de El Calafate”.

Bonadio dijo que en la residencia de El Calafate “se encontró en el subsuelo una bóveda que si bien su entrada tenía una puerta de madera el contramarco de la misma era de acero y del testimonio del arquitecto Jorge Soler y del ingeniero Alberto Groba se determinó que hubo una “puerta blindada”. Gutiérrez dijo ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez Bonadio que en esa residencia contaba con espacios destinados a guardar los bolsos que eran inaccesibles para todos y “sólo ingresaba Néstor Kirchner”.

Al contar sobre los vuelos con los bolsos, el ex secretario indicó que vio muchas veces a Daniel Muñóz y que escuchó comentarios que allí transportaban dinero en el interior de los bolsos. Según detalló Clarín, en algunos vuelos compartidos observó a Muñoz “sentado junto con bolsos a su alcance”, y que eran los mismos que luego eran trasladados a la residencia de los Kirchner.

Aseguró, según fuentes judiciales, que Néstor y Cristina Kirchner estaban al tanto de esa logística. Su información incluyó la mención de Máximo Kirchner y La Cámpora como “quienes rodearon y acompañaron a Cristina Kirchner después de la muerte de Néstor”.

 

Comentarios