11° C
Clear
Clear

Por falta de avances, Mar del Plata perdería el Distrito Tecnológico

El proyecto que buscaba fortalecer a las industrias audiovisuales y de software en la ciudad aún no prosperó con el Gobierno de Carlos Arroyo, y desde ATICMA le revelaron a El Marplatense que llegó un ofrecimiento de Mar Chiquita para trasladar la ambiciosa iniciativa al municipio vecino. “Lo vemos con muy buenos ojos”, afirmaron.

Por Redaccion

viernes 5 de octubre, 2018

El 27 de marzo de 2017 el Intendente Carlos Arroyo anunciaba la “mejor noticia del año”, según su propia consideración: la realización del Distrito Tecnológico, la iniciativa que surgió con el Gobierno de Gustavo Pulti y que el jefe comunal se propuso continuar pero con la implementación de algunos cambios.

En esa conferencia de prensa, el máximo responsable del Gobierno local hasta había precisado las nuevas sedes donde estaba proyectado el espacio que tiene como eje fundamental fortalecer las industrias audiovisuales y de software, con el objetivo final de servir como otra herramienta para paliar la problemática del desempleo que arrastra la ciudad.

Sin embargo, con el paso de los meses, no se conocieron novedades oficiales sobre la iniciativa y sólo traslució, a través de integrantes de la Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Mar del Plata (ATICMA), la promesa de una licitación que se concretaría entre abril y mayo para comenzar la construcción en tierras lindantes al Museo MAR, que finalmente, a la fecha, tampoco vio ninguna luz.

Ante la falta de avances en el proyecto, los referentes locales de la entidad ya analizan alternativas “concretas”: el principal análisis que se desprende a esta altura es mudar la realización del ambicioso proyecto al municipio vecino de Mar Chiquita.

La novedad fue confirmada a El Marplatense por Bernardo Martínez Sáenz, secretario de ATICMA, después de que el Intendente Carlos Ronda acercara una propuesta para apropiarse del distrito. “La verdad que lo empezamos a ver con buenos ojos“, confesó, y fundamentó: “Para nosotros no había problema porque la zona es muy linda y vemos ahí una gestión que quiere acompañar el sector y que ve que el futuro del empleo va por ahí”.

El referente de la asociación reconoció que el jefe comunal de Mar Chiquita desde hace un año que planteó su intención para traer el proyecto a su ciudad pero confió que en el último tiempo aportó una alternativa con avances más concretos. “Ahora vino y directamente nos dijo dónde nos emplazaríamos”, reveló, mientras aún se mantienen las conversaciones con las autoridades de la comuna vecina.

“Hace dos años que estamos tratando de buscar un lugar. Nosotros vamos a cualquier lado. La verdad que es una situación muy preocupante“, remarcó Martínez Sáenz, quien no evitó lamentarse por la falta de novedades en el plano local.

El secretario de ATICMA reconoció que hay un diálogo “fluido” con los funcionarios pero dijo que “todavía no hay nada concreto” en Mar del Plata. “De las licitaciones que nos prometieron se que se iban a abrir para empezar a hacer los edificios no hay absolutamente ninguna noticia ni señal”, cuestionó.

“Este proyecto se está hablando como hace cinco años pero hace tres años ya era un proyecto concreto, ya había movimiento suelo, había un crédito asignado y había una escuela que se había empezado a construir”, recordó, y manifestó: “Increíblemente se vio frustrado eso, porque todas las apuestas daban que ya era un hecho”.

LOS ANUNCIOS SOBRE EL DISTRITO

A principios de 2017, desde el Municipio habían reconocido como uno de los proyectos clave la realización de un Distrito Tecnológico, que apareció como una contrapropuesta a la iniciativa que impulsó el Gobierno de Pulti a través del “Parque Informático”.

Con este anuncio que tuvo lugar el pasado 27 de marzo, Arroyo había señalado que Mar del Plata “entraba en otra época de su historia”. “Hoy es todo tecnología e innovación y hacia allá vamos, hacia allá va Mar del Plata. Quizás es la mejor noticia del año”, había afirmado.

Según había anunciado el jefe comunal, el distrito, con eje en la la instalación de industrias audiovisuales y de software, constará con dos sedes. Una de ellas estaría en cercanías del Museo Mar, donde se dará “software e investigación científica agregada”, mientras que la otra área está comprendida por la Avenida Jara, San Juan, Libertad y 9 de Julio, donde se profundizará el vínculo con la industria audiovisual.

 

 

 

Comentarios