11° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

Cuadernos: Muñoz habría manejado coimas por 100 millones de dólares

La hipótesis judicial es que el secretario de Néstor Kirchner fue, también, su testaferro. Bonadio y Stornelli investigan nuevos indicios que surgieron tras la declaración como “arrepentida” de la empresaria marplatense Elizabeth Ortiz Municoy.

Por Redacción

domingo 28 de octubre, 2018

Daniel Muñoz, ex secretario privado de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner, habría conformado una red de empresas en la Argentina y en el extranjero para blanquear 100 millones de dólares provenientes del pago de sobornos, según se desprende de la declaración de una de sus supuestas testaferros, la marplatense Elizabeth Ortiz Municoy, en el marco de la causa de “los cuadernos de las coimas”.

Municoy, junto a su ex marido, el empresario textil local Sergio Todisco, está acusada de ser testaferro de Muñoz y de integrar la asociación ilícita que funcionó durante el kirchnerismo para cobrar sobornos a cambio de obra pública. Sin embargo, en el aporte que hizo a la Justicia se desligó de tener participación directa en los negocios y apuntó todas las responsabilidades hacia su ex esposo, cuya vivienda en Playa Grande fue allanada esta semana, según pudo saber El Marplatense. 

Muñoz –remisero de profesión antes de trabajar con los Kirchner- murió en mayo del 2016 y se retiró de la función pública en el 2009, declarando ser dueño de dos terrenos, ahorros por 430 mil pesos y un Ford Focus.

Sin embargo, según Clarín, ahora se sabe que tanto él como última pareja, Carolina Pochetti, eran millonarios. Hicieron inversiones por más de 70 millones de dólares, según probó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Unidad de Información Financiera (UIF), al mando de Mariano Federici. En la causa que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio, fue señalado como el principal “valijero” del matrimonio Kirchner.

Así lo describen las anotaciones del ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, y también las declaraciones judiciales de varios arrepentidos, tanto ex funcionarios como empresarios. Bonadio, y el fiscal, Carlos Stornelli, analizan nuevos indicios que surgieron tras las declaración de la primera “arrepentida” mujer de la causa, que habló de varios inmuebles en la Capital Federal y de casi medio centenar de autos de alta gama.

Si se comprueban como ciertas las afirmaciones de Municoy -ella aportó información concreta al respecto- lo acumulado únicamente por Muñoz podrían ascender a los cien millones de dólares. Lo cierto es que Bonadio y Stornelli quieren congelar esos bienes que se intentaron esconder en bancos de varios países para que sean recuperados por el Estado. Los detalles que contó Municoy al fiscal son notables. Los últimos años de vida de Muñoz y de Pochetti fueron de absoluto lujo y extravagancias.

La hipótesis judicial es que el secretario de Néstor Kirchner fue, también, su testaferro. Y que manejó tanto dinero que él mismo, a su vez, montó una estructura de testaferros propios, y de complejas sociedades off shore que se retroalimentan unas con otras. Municoy admitió que ella integró esa red ilegal, pero responsabilizó por eso a su ex marido,Todisco, amigo de Muñoz. Tanto Todisco como Municoy eran, hasta el año 2010, monotributistas.

Quien aportó la primera información sobre la fortuna de Todisco y Municoy fue el fiscal de Mar del Plata Juan Manuel Pettigiani. Actuó de oficio cuando aparecieron esos nombres de su ciudad entre el destape de las off shore de Muñoz, conocidas a través del equipo de periodistas que trabajó en los Panamá Papers.

La periodista estadounidense Kyra Gurney, investigadora del Miami Herald, aseguró en diálogo con El Marpaltense que pudo comprobar 25 millones de dólares en propiedades a nombre de empresas offshore, en cuyos registros aparecían Todisco y Ortíz Municoy, una ex pareja oriunda de la ciudad de reconocida trayectoria por el rubro textil e inmobiliario, ambos marcados en la mega investigación de los Panamá Papers en 2016.

Comentarios