17° C
Fog
Fog

La Corte ratificó que Etchecolatz cumplirá su condena en la cárcel

El máximo Tribunal revocó este martes el beneficio de prisión domiciliaria que le había sido concedido al genocida en dos causas por delitos de lesa humanidad.

Por Redacción

martes 30 de octubre, 2018

La Corte Suprema de Justicia de la Nación revocó este martes la prisión domiciliaria que le había sido concedida a Miguel Etchecolatz en dos causas por delitos de lesa humanidad, aunque el genocida ya se encuentra detenido en el penal de Ezeiza desde marzo.

Las resoluciones fueron firmadas por los jueces Highton de Nolasco, Maqueda, Lorenzetti y Rosatti siguiendo la línea jurisprudencial del precedente “Bergés”. La Corte Suprema remarcó que la decisión relativa a la detención domiciliaria debe ser “precedida ineludiblemente por informes del Cuerpo Médico Forense”, debido a que su imparcialidad está garantizada por normas específicas.

El Tribunal resaltó, también, que las conclusiones de estos informes deben poder ser controladas por todas las partes. Por su parte, el flamante presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, votó en disidencia en ambas causas por considerar que los recursos de queja presentados son inadmisibles.

En ambos casos, el Ministerio Público Fiscal recurrió las decisiones que habían concedido la prisión domiciliaria a Etchecolatz por entender que el imputado no se encuentra comprendido en los supuestos previstos por la ley para otorgar este beneficio. Tras un fallo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6, el represor, de 88 años, se instaló en enero pasado en su casa del Bosque Peralta Ramos de Mar del Plata para cumplir su pena.

Aquella decisión judicial causó un fuerte repudio entre los organismos de derechos humanos y los vecinos marplatenses, que organizaron numerosas marchas para exigir a la Justicia que revoque el beneficio y envíe a Etchecolatz de regreso al penal de Ezeiza, tal como ocurrió en marzo.

El Tribunal Oral Federal N° 6 lo condenó el viernes pasado a prisión perpetua por los delitos de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención  conocidos como “Cuatrerismo” y “Brigada Güemes” y la Comisaría Primera de Monte Grande, en Esteban Echeverría, convirtiéndose en la cuarta sentencia dictada con esa pena contra el genocida.

Comentarios