Otro fracaso en las negociaciones entre municipales y el Ejecutivo

En la audiencia que se realizó en el Ministerio de Trabajo, el Gobierno de Carlos Arroyo propuso un 8 por ciento de aumento salarial, lo cual fue rechazado por el gremio. Habrá otro encuentro el viernes 23 de noviembre.

Por Redacción

miércoles 14 de noviembre, 2018

La nueva negociación que llevó adelante el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Ejecutivo este miércoles por la noche no arrojó mayores avances ni permitió lograr consensos y las partes deberán volver a verse las caras el próximo viernes 23 de noviembre.

En la audiencia que se desarrolló en el Ministerio de Trabajo, en el marco de la conciliación obligatoria dictada el jueves pasado, el Gobierno de Carlos Arroyo propuso al gremio que conduce Antonio Gilardi un 8 por ciento de aumento salarial, un punto más de la propuesta inicial.

Luis María Muñoz, el Secretario de Prensa del sindicato, le aseguró a El Marplatense que se rechazó de manera inmediata la propuesta, teniendo en cuenta las proyecciones inflacionarias, que dan cuenta de un porcentaje superior al 40 por ciento para fin de año. “Es realmente ínfimo lo que ofrecen ante esta realidad”, cuestionó.

De acuerdo a lo pactado en la reunión ministerial, el dirigente confirmó que el organismo convocó a un nuevo cuarto intermedio que se materializará con una reunión el viernes 23 de noviembre a las 18.30, en la que buscará destrabarse el conflicto.

Mientras tanto, Muñoz ratificó que persistirá la carpa frente al Palacio Comunal y las medidas de difusión que se llevan adelante con el objeto de “esclarecer” los distintos reclamos que impulsa la organización gremial contra la administración de Arroyo.

En lo que va del año, los trabajadores municipales recibieron un aumento salarial del 18 por ciento con la administración local. La primera suba se concedió a mediados de abril, con un 12 por ciento, y el porcentaje restante terminó de definirse a fines de agosto.

Este miércoles al mediodía, el Intendente Carlos Arroyo reconoció que las pretensiones del sindicato no son “excesivas” pero insistió en el marco de austeridad y falta de recursos que atraviesa a su Gobierno.  “No creo que pidan nada excesivo, pero vamos a dar lo que podemos dar. No podemos inventar nada. No tengo la fábrica de generar dinero”, justificó.

Además de las negociaciones paritarias, en el orden del día a tratar en la audiencia se incluyeron las cuestiones por la situación del personal docente – por la quita de bonificaciones -, el pase a planta permanente de contratados y la apertura de la junta de reencasillamientos. En todos aspectos, según Muñoz, tampoco hubo “avance alguno”.


 

Comentarios