La Justicia desestimó una nueva denuncia por los “choferes fantasmas”

Vincula la causa con el caso de las “licencias truchas”. Fue presentada a principio de mes ante la Fiscalía de Delitos Económicos. “La denuncia fue desestimada por una cuestión de competencia. Hay un hecho principal que fue investigado por la Justicia Federal”, aseguró el fiscal Javier Pizzo.

Por Redacción

lunes 19 de noviembre, 2018

Una nueva denuncia que había sido presentada a principio de mes, que vincula las causas conocidas como “choferes fantasmas” y “licencias truchas”, fue desestimada por la Justicia provincial por “una cuestión de competencia”, ya que “hay un hecho principal que fue investigado por la Justicia Federal”.

Demián Martínez, abogado que representa a uno de los damnificados en la investigación conocida como “choferes fantasmas”, había radicado una denuncia ante la Fiscalía de Delitos Económicos N° 10 para que se investigue si las licencias de conducir que figuran en los contratos de trabajo fraudulentos -que presentaron las empresas de colectivo de la ciudad para recibir un subsidio provincial- fueron emitidas durante el gobierno de Gustavo Pulti y la gestión de Juan Carlos Belmonte, que fue condenado a 14 años de prisión en la causa de las “licencias truchas”.

“La causa fue desestimada porque hay un hecho principal que fue investigado por el Dr. Berlingeri en sede de la Justicia Federal. Hay una declinatoria de competencia por una cuestión de materia. Cualquier paso que se dé en el ámbito de provincia, una vez que ya está completa la investigación, puede ser nulo. No puede prosperar en la Justicia de provincia, debe ir a la Justicia Federal”, explicó el fiscal Javier Pizzo a El Marplatense. “Vamos a ver que dice el Superior si hay apelaciones”, agregó.

El fiscal sostuvo que, aunque se planté una calificación distinta, esto “no hace que cambie el hecho investigado”. “La Justicia Federal investiga la defraudación a la administración pública y se lo atribuyen a un determinado grupo de empresarios que se habría obtenido beneficios simulando tener empleados. Si para cometer ese delito falsificaron un documento, tiene relación con el hecho principal; si se asociaron ilícitamente con empleados municipales o cualquiera que sea la hipótesis, sigue siendo un delito federal. Los hechos siempre siguen siendo los mismos, se puede pedir un cambio de carátula o una ampliación de imputaciones, pero no podemos dividir los hechos“, detalló.

Según la denuncia presentada por Martínez, las inscripciones simuladas en las que su cliente figura como “chofer fantasma” de la empresa 25 de Mayo SRL sucedieron entre enero y marzo del 2016. “Pero, previamente, se tienen que haber otorgados los registros de conducir para realizar las inscripciones. Por eso pedimos que se investigue a los funcionarios públicos que estaban en el área de Transporte y Tránsito en su momento, al Intendente y demás, para ver qué vinculación pueden tener. Porque no es un hecho solo, son 390 personas que están damnificadas en el marco de la misma causa”, precisó.

Los delitos denunciados son asociación ilícita, defraudación a la administración pública y falsificación de documentos públicos. El letrado sostuvo que su representado, Rubén Leonel Arnold, “no ha tenido nunca un registro para conducir ni siquiera un auto, y menos un registro profesional”, por lo que -al figurar como chofer contratado temporalmente por las empresas concesionarias del transporte público de pasajeros de la ciudad- alguna autoridad debió expedir un documento público apócrifo.

Comentarios