Obispo: “Es impresionante ver cómo se complejizó la indigencia”

Monseñor Gabriel Mestre, el titular del Obispado local, enfatizó su preocupación por el creciente número de indigentes que advirtió en las calles de la ciudad en el cierre de año. “Las soluciones no pueden ser una canasta navideña”, cuestionó.

Por Redacción

miércoles 28 de noviembre, 2018

El Obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, renovó su preocupación por la problemática de la indigencia al advertir un creciente número de personas en situación de vulnerabilidad sobre las calles marplatenses en el cierre de fin de año.

“Hace unas semanas salí con la Noche de la Caridad de la Parroquia de San Francisco a hacer uno de los recorridos por el centro y quedé impresionado por la realidad que se ve en las entradas de los comercios y cajeros automáticos porque hay otra vez cantidad muy importante de hermanos en situación de indigencia“, señaló, en declaraciones a El Marplatense.

En este mismo sentido, el máximo referente de la Iglesia católica en Mar del Plata confesó que le “llamó la atención ver que realmente la situación está mucho más compleja”, al trazar la comparativa con el escenario que se observaba meses atrás.

“Lo vemos con clara preocupación el fin de año porque sabemos que es una etapa mucho más sensible. Vemos los datos objetivos que dan los distintos organismos gubernamentales con respecto a la inflación y los índices de pobreza y es algo que también palpamos en el día a día en nuestras comunidades”, sostuvo.

En relación los planteos que están en discusión entre el Gobierno y organizaciones por las medidas de asistencia social a implementar en este año, Mestre también consideró que “la solución al problema no tiene que ser una canasta navideña”. “Hay que pensar en políticas a largo plazo y en empleo sustentable para nuestro pueblo y seguir luchando contra el narcotráfico que es una de las peores lacras que tenemos”, reclamó.

“El Papa insiste en la cultura del encuentro, la amistad social, el diálogo y la escucha, y son valores que más que nunca hay que tener en cuenta en esta situación de crisis que estamos viviendo y que se hace aguda en este tiempo pero que también sabemos que tiene raíces de muchísimos años atrás”, reflexionó.

Ante este contexto, el Obispo insistió en la necesidad de que el Gobierno “privilegie a los más pobres y marginados”. “Si era necesario un ajuste, el ajuste es algo que nos tiene que tocar a todos pero pareciera que los que están en situación de mayor vulnerabilidad terminan siendo los más afectados”, apuntó.

Comentarios