El Ejecutivo elevó el proyecto del nuevo pliego de transporte urbano

La exigencia de cámaras de seguridad en las unidades, aumento de frecuencias, un mínimo inicial del 30% de la flota adaptados para personas con discapacidad, construcción de más refugios y la implementación del boleto combinado con trasbordo, entre los puntos más destacados.

Por Redacción

viernes 30 de noviembre, 2018

Después de varias demoras en la presentación que acusaron concejales de la oposición para avanzar en la discusión, el Ejecutivo municipal elevó este viernes al cuerpo legislativo el proyecto de ordenanza con el nuevo pliego de bases y condiciones para el llamado a licitación pública del servicio público de transporte urbano de pasajeros para General Pueyrredon.

El servicio actual se encuentra vigente desde el 20 de junio de 2007 con un plazo de vigencia por 12 años, por lo que su contratación terminará el 19 de junio del año próximo. “El actual sistema de transporte público urbano colectivo de pasajeros fue diseñado hace más de una década y, resulta insoslayable que desde ese entonces se han producido notorias variaciones en cuestiones urbanísticas, comerciales, industriales, de los requerimientos de los servicios públicos”, explica el proyecto.

La exigencia de cámaras de seguridad en las unidades, aumento de frecuencias, un mínimo inicial del 30% de la flota adaptados para personas con discapacidad, construcción de más refugios y la implementación del boleto combinado con trasbordo, son algunos de los puntos más destacados del nuevo pliego, que coinciden con algunos de los cuestionamientos más frecuentes al actual servicio.

El Intendente Carlos Arroyo manifestó que “este pliego refleja el trabajo mancomunado de distintas áreas con el objetivo puesto siempre en la mejora del servicio”. “Esta administración busca que el usuario sea el principal beneficiario de estas medidas, como sucedió cuando tomamos la decisión de crear una aplicación para saber los tiempos de los recorridos”, añadió.

Por último, Claudio Cambareri, subsecretario de Transporte y Tránsito, agregó: “Pretendemos que el servicio sea dinámico y beneficioso para los usuarios. Ahora, que ya está presentado, la decisión queda en manos de los concejales. Es un trabajo cerca de 1 año y medio y, a sugerencia del intendente Arroyo, se buscaron opciones para alentar el uso del transporte público”.

Mediante la sanción de la Ordenanza Nº 23.809 en agosto de 2018, el Concejo Deliberante otorgó al Ejecutivo Municipal un plazo de 60 días, a efectos de que proceda a redactar un anteproyecto de pliego para el llamado a una nueva licitación del servicio, una vez que se produzca el vencimiento de la actualmente en vigencia.

“Se ha puesto especial énfasis en determinadas y nuevas circunstancias de la movilidad urbana con la finalidad de propender al mejoramiento del servicio público de transporte colectivo de pasajeros en nuestro Municipio”, destaca la presentación del pliego.

Lo puntos más salientes del proyecto son:

– La exigencia de la instalación de cámaras de seguridad en cada una de las unidades, para brindar mayor seguridad ciudadana a pasajeros y conductores.

– Inclusión de un mínimo inicial del 30% de la flota propuesta de vehículos de piso bajo y/o adaptados para ofrecer inclusión a los personas con discapacidad

– Mantenimiento de una guardia mínima para el caso de interrupción del servicio, aún cuando ello se produjere en circunstancias de Fuerza Mayor o Huelga de personal, en razón de tratarse de un servicio público esencial.

– La exigencia de construcción, dentro de los tres primeros años, de 200 refugios para pasajeros de acuerdo a la modalidad adoptada de prestación de servicio.

– El incremento de las frecuencias que deberán realizar los vehículos que se encontrarán circulando de manera simultánea, de acuerdo al Diagrama Operativo.

– Implementación del boleto combinado con trasbordo, proponiendo a los usuarios un sistema que resulte de mayor eficacia y economía en sus traslados urbanos.

– Implementación de un sistema de paradas cada 300 metros.

– Construcción de estaciones de transferencias de pasajeros en zona Sur/Norte.

– Consumación de una nueva metodología de costo, para brindar un apego a la legalidad vigente y mayor transparencia en beneficio de los usuarios.

– Nuevos diagramas de las frecuencias nocturnas.

– Información de frecuencia y recorridos dentro de las unidades.

– Uniformidad de colores por paquetes de línea dentro de un plazo de 180 días.

– Proveer medios técnicos a fin de compatibilizar la estructura de aplicación “Cuando Llega”.

Comentarios