El dueño de “Manolo” fue asesinado de tres balazos

Así lo revelan los resultados preliminares de la autopsia que se le practicó al cuerpo del empresario gastronómico Juan Manuel Santurian, de 63 años.

Por Redacción

miércoles 19 de diciembre, 2018

Fueron tres los impactos de bala que terminaron con la vida de Juan Manuel Santurian, uno de los dueños del reconocido local gastronómico “Manolo” que fue asesinado este martes por la mañana en la cochera de un edificio de La Perla por su ex suegro, Miguel Ángel García, quien después se suicidó.

Fuentes judiciales le confirmaron a El Marplatense la cantidad de disparos que sufrió el empresario, de 63 años, después de que el fiscal Alejandro Pellegrinelli, a cargo de la investigación del hecho, tuviera acceso a los resultados preliminares de la autopsia que se practicó en la tarde.

Se precisó, al mismo tiempo, que las heridas provocadas por la pistola calibre 40 en la víctima se registraron en su brazo izquierdo, la zona del tórax y la nuca. Tal como se había deslizado en un principio, los expertos concluyeron que el hombre murió en forma instantánea ante la gravedad de las lesiones que se originaron por el violento homicidio.

El análisis de los especialistas también permitió ratificar que el asesinato se gestó pocos minutos después de las 8.30. La principal hipótesis que sostiene el titular de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N°5 es que se habría tratado de un “ataque premeditado”.

De acuerdo a lo que registraron las cámaras de seguridad del edificio, el ex suegro esperó varios minutos a la víctima adentro de su Peugeot Partner gris, que estaba estacionada en las cocheras. Una de las filmaciones captó desde lejos el instante en que se desencadenó todo.

Juan Manuel salió del ascensor rumbo a su Mercedes Benz blanco y en el camino pasó cerca de la Partner. En ese momento apareció García. Se cree que llegó a gritarle algo a la víctima, antes de terminar con su vida.

Fueron los vigiladores privados del edificio los que oyeron las detonaciones, corrieron a ver lo que pasaba y llamaron al 911. Aunque primero se especuló con la participación de un tercer implicado, esa posibilidad se evaporó rápidamente.

La vida de Juan Manuel transcurría entre Miami, donde “Manolo” tiene una sucursal, y la Argentina. En Mar del Plata, el empresario vivía en el primer piso de la torre ubicada en Libertad y Salta, un lujoso edificio donde un dos ambientes vale alrededor de 200 mil dólares.

Miguel Ángel vivía unos pisos más arriba. No se descarta que como parte de la ruptura con Romina, Santurian le haya pedido a García que dejara libre su departamento y ese haya sido uno de los ingredientes del conflicto.

Comentarios