21° C
Partly Cloudy
Partly Cloudy

Jair Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil

“Brasil encima de todo y Dios encima de todos”, dijo el mandatario ultraderechista este martes, en el cierre de su primer discurso, tras su juramento frente al Congreso Nacional del principal socio comercial de la Argentina. Además, llamó a combatir la “ideología de género”.

Por Redacción

martes 1 de enero, 2019

El utraderechista Jair Bolsonaro asumió este martes como presidente de la República Federativa del Brasil en una ceremonia en Brasilia marcada por un inédito dispositivo de seguridad.

“Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución brasileña” y “observar las leyes, por el bien del pueblo brasileño”, declaró el ahora gobernante en su discurso inaugural, tras jurar como nuevo presidente de Brasil. Tanto él como su vicepresidente, Hamilton Mourão, pronunciaron su “compromiso constitucional” en el Congreso Nacional, por un mandato de cuatro años, que concluirá el 31 de diciembre de 2022.

Además de su reivindicación habitual a las Fuerzas Armadas y de defender la tenencia de armas de fuego, Bolsonaro llamó a combatir “la ideología de género”“Brasil encima de todo y Dios encima de todos”, fue la frase con la que el mandatario cerró su primer discurso en el cargo.

El ex capitán del ejército brasileño -quien se impuso en octubre en segunda vuelta contra el candidato petista Fernando Haddadfue blanco de un atentado contra su vida en septiembre y en plena campaña electoral, cuando fue apuñalado y debió pasar un tiempo en el hospital, por la ceremonia estuvo rodeada de un fuerte despliegue de las fuerzas armadas para proteger al mandatario ante la llegada de hasta medio millón de seguidores, según Infobae.

Tras ganar los comicios con el 55,13% (57.797.847 votos), Bolsonaro, convertido al cristianismo evangélico, accedió a la presidencia del Brasil con un fuerte apoyo y se preparaba para asumir este martes con un pedido especial e inédito en la historia brasileña: antes de comenzar la ceremonia de asunción, hizo una breve oración en la Catedral de Brasilia.

Comentarios