22° C
Mostly Cloudy
Mostly Cloudy

“Nuestra bandera solo será roja si nuestra sangre debe mantenerla”

Así se refirió el flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a la lucha que mantendrá para terminar con el comunismo en su país. “Este es el día en el que el Pueblo empezó a liberarse del socialismo. Los privilegios y las ventajas deben terminar”, agregó.

Por Redacción

martes 1 de enero, 2019

El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió este martes en la Catedral Metropolitana de Brasilia la banda presidencial de parte su antecesor, Michel Temer. “La bandera de Brasil solo será roja si es necesario que nuestra sangre la mantenga verde y amarilla“, sostuvo en el cierre de su segundo discurso del día, en referencia al color que identifica al socialismo, con el que prometió terminar.

Luego de su discurso en el Parlamento, el mandatario le habló a los presentes que se acercaron a ver la ceremonia en el Palacio del Plátano –en el marco de un importante operativo de seguridad– y remarcó su promesa de terminar con el socialismo y con “la ideología que defiende criminales e incrimina policías”.

Este es el día en el que el Pueblo empezó a liberarse del socialismo. Gracias a ustedes logramos un gobierno sin acuerdos ni politiquerías. Los intereses brasileños están en primer lugar. Los privilegios y las ventajas deben terminar”, dijo, según Perfil y agregó: “Este momento no tiene precio, servir a la patria como jefe del Ejecutivo solo es posible porque Dios preservó mi vida y ustedes creyeron en mí”.

En esa línea, volvió a destacar su promesa de combatir la inseguridad en Brasil: “Vamos a apoyar al que trabaja y produce. Nuestra preocupación es la seguridad con las personas de bien. Es urgente terminar con la ideología que defiende criminales e incrimina policías que llevó a Brasil a vivir el aumento de violencia del crimen organizado que destruye familias. Queremos asegurar el derecho de la propiedad y de legitima defensa”.

“Estoy acá para comprometerme con el deseo de cambio. Vamos a hacer la transformación que el país necesita. Tenemos una gran nación a reconstruir”, expresó, y además, destacó que fue electo “con la campaña más barata de la historia”. Y finalmente cerro con su frase Brasil por encima de todos, Dios por encima de todos.

El presidente Mauricio Macri sigue desde sus vacaciones en Villa La Angostura la asunción de su par brasileño. En la ceremonia, el Gobierno está representado por el canciller, Jorge Faurie. Macri y Bolsonaro se verán las caras en Brasilia el próximo miércoles 16 de enero, cuando ambos concreten la primera reunión bilateral.

Comentarios