Abusos sexuales: “Es infernal la cantidad de casos que trabajamos”

Lo expresó a El Marplatense Sergio Irigoin, coordinador del centro de Asistencia a la Víctima del Ministerio Público Fiscal, que tomó intervención en el caso que investiga la denuncia que hizo la menor de 14 años en el camping de Miramar.

Por Redacción

lunes 14 de enero, 2019

Sergio Irigoin, coordinador del centro de Asistencia a la Víctima del Ministerio Público Fiscal, calificó como “infernal” la cantidad de casos de abuso sexual que debe trabajar el Departamento Judicial, en el marco del revuelo por el presunto ataque que habría sufrido una menor de 14 años por parte de cinco jóvenes en el camping miramarense “El Durazno”.

Junto a su equipo de trabajo, el funcionario judicial prestó colaboración en la causa que tiene a su cargo la fiscal Florencia Salas para llevar adelante las tareas de contención y abordaje de la familia de la adolescente que radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer de la vecina localidad.

“Sin perjuicio de lo que es la Cámara Gesell y la contención de la víctima, en este tipo de denuncias también asistimos a los familiares porque no hay que olvidarse que ellos también son víctimas. No hay que perderlo de vista”, enfatizó.

El funcionario, de todos modos, aclaró que en el caso del abuso denunciado en Miramar no hubo participación en la Cámara Gesell por parte del centro del cual es responsable, pese a lo que sucede en otras oportunidades. En este caso, recordó que fue una psicóloga de Necochea la encargada de acompañar a la adolescente en su testimonio, debido a que una de las profesionales que había en la ciudad estaba de licencia por la feria judicial.

Irigoin está desde hace 13 años al frente del organismo con el que cuenta el Ministerio Público Fiscal. Según explicó, hay tres áreas “perfectamente definidas” en cuanto a su dinámica de funcionamiento: la parte jurídica, piscológica y asistencial.

Asimismo, el funcionario informó que la intervención no sólo se da en casos de abuso sexual, sino también en homicidios y otra clase de hechos ilícitos. “En un homicidio el familiar está perdido y no sabe para dónde disparar o arrancar y ahí tiene que estar el centro apuntalando y conteniendo”, ejemplificó, y afirmó: “Nosotros trabajamos con todas las fiscalías”.

Irigoin también reconoció un incremento significativo de la cantidad de abusos sexuales, al recordar el escenario que debía afrontar el centro hace 13 años. “Antes había un escenario y hoy hay otro totalmente distinto. No sé si se triplicaron pero es infernal la cantidad de abusos sexuales en los que nos toca trabajar”, aseveró.

“Tenemos tres psicólogas trabajando, de las cuales una de ellas es está específicamente dedicada en lo que es abuso sexual, y en este momento no digo que estamos atrasados pero sí nos pasa que a veces no damos abasto en la atención”, graficó.

EL CASO DE MIRAMAR

Según lo que pudo reconstruir El Marplatense, durante la madrugada en la que se realizaban los festejos por la llegada del 2019, la menor habría sido forzada a ingresar a una carpa instalada del camping por uno de los 5 imputados, de 21 años. Luego, él y otros cuatro hombres habrían abusado sexualmente de la joven.

La víctima se alojaba en un bungalow del mismo lugar junto a su familia, a unos 40 metros de la carpa en la que se habría cometido el delito. La madre de la menor la habría encontrado luego del abuso y en la mañana de este martes la acompañó hasta la Comisaría de la Mujer de Miramar para radicar la denuncia.

Tanto la víctima como los victimarios son oriundos de Mar del Plata, según confirmó la fiscal. La carátula de la causa es por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”, que tiene una expectativa de 20 años de prisión.

Los cinco imputados en la causa ya prestaron declaración, lo cual constituye otro elemento trascendente para la investigación que tiene a su cargo Salas. Pese a la reconstrucción inicial, sólo dos de los cinco acusados aseguraron haber mantenido una relación sexual con la menor, y remarcaron que la misma fue “consentida”.

La adolescente hizo lo propio el viernes en Cámara Gesell, lo cual motivó a la fiscal a solicitar la realización de nuevas testimoniales en el transcurso de esta semana. A ello, se sumarán otras pericias junto al análisis del contenido de los celulares de los imputados para recopilar nuevos elementos probatorios en la pesquisa.

 


 

Comentarios