“Hartas de contar muertas”, cientos de mujeres marcharon en la ciudad

Los colectivos de la ciudad se movilizaron una vez más para visibilizar la problemática de violencia de género, que contabiliza 16 víctimas de femicidio en apenas 23 días. Además, en los primeros 10 días del año, se radicaron 700 denuncias en los Juzgados de Familia de la ciudad.

Por Redacción

miércoles 23 de enero, 2019

Cientos de mujeres se movilizaron nuevamente por las calles de la ciudad para visibilizar la problemática de violencia de género -que ya dejó un triste saldo de 14 víctimas de femicidio en los primeros 23 días del año– y exigirle al Estado políticas públicas urgentes y efectivas que frenen la violencia contra las mujeres.

Con carteles y banderas con la consigna “Ni una menos” y las fotos de víctimas marplatenses de femicidio, como Lucía Pérez, Gisel Varela y Cristina Fuentes, y la presencia de familiares, los colectivos de mujeres marcharon desde el monumento a San Martín, en avenida Luro y Mitre, hasta la Rambla, donde llegaron alrededor de las 19.30.

Además de visibilizar la problemática, las mujeres exigieron que se implemente la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) y la recientemente reglamentada Ley Micaela. También que se declare la emergencia nacional en violencia hacia las mujeres, que en 2016, logró media sanción en el Senado, pero no obtuvo quórum en Diputados.

16 femicidios en 23 días y la respuesta del Gobierno Nacional es $11.34 por mujer en el Presupuesto 2019. En Mar del Plata tenemos 2 femicidios, de los cuales uno, el de Susana Yas, está aún en investigación, pero para nosotras es otro femicidio. También hubo varios hechos graves de violencia de género que podrían haber terminado en femicidios”, aseguró Laura Hochberg, referente de la Multisectorial de la Mujer de Mar del Plata, en diálogo con El Marplatense. 

Por otro lado, sostuvo que la jueza del Fuero de Familia de Mar del Plata, Clara Obligado, refirió que, “en los primeros 10 días del año, llegaron a los tribunales de familia 700 denuncias de violencia de género”. “La respuesta del municipio es una lista de espera de 79 mujeres para recibir un botón antipánico“, agregó Hochberg.

“Los funcionarios están obligados a ejecutar políticas públicas que tienen que ir al hueso y no quedar en puro maquillaje. Tienen que planificar y construir medidas eficaces con el presupuesto necesario para erradicar la violencia contra las mujeres. Siempre transformamos el dolor en lucha porque estamos hartas de contar muertas”, destacó.

 

Por su parte, Camila Westerlinck, referente de Mumalá, afirmó que se movilizaron para denunciar “un abandono total por parte del Estado hacia las mujeres y la diversidad”. “Mar del Plata hace tres años se encuentra bajo emergencia local por violencia de género, pero, año a año, esta situación se viene agravando cada vez más. La declaración de emergencia no es más que palabras, porque está vacía de contenido”, precisó.

El año pasado denunciamos un total vaciamiento del área de la mujer, donde no contamos con profesionales para atender a las mujeres víctimas de violencia de género, no hay presupuesto acorde para ejecutar políticas públicas, no hay botones antipánicos, hay lista de espera para acceder a la casa Galé. Es una situación gravísima y estamos hablando de mujeres que están en riesgo“, enumeró Westerlinck respecto a la situación local.

Comentarios