Moyano en la Boston: “Tenemos la obligación de acompañar lo justo”

El diputado nacional se hizo presente en la sucursal de la reconocida confitería que está en Buenos Aires al 1900 para acompañar el reclamo de sus 12 empleados, que están desde hace casi un año sin cobrar nada. “Lo que se exige acá no es otra cosa que cumplir con la ley”, aseveró.

Por Redacción

viernes 25 de enero, 2019

El diputado nacional Facundo Moyano se hizo presente este viernes al mediodía en la Boston que está en Buenos Aires al 1900 para acompañar el reclamo que mantienen los trabajadores, que desde hace casi un año están sin cobrar nada tras la fuga de los empresarios que están a cargo del emprendimiento.

En declaraciones a El Marplatense, el hijo del referente de Camioneros sostuvo que el conflicto que se registra con la firma, en la que recientemente empleados de otra sucursal fueron desalojados, es un “reflejo de lo que pasa en la ciudad y el país”.

“Hay muchas empresas donde los dueños abandonan el establecimiento sin presentar quiebra y sin solución de la cuestión laboral, y de repente nos encontramos con que el Estado tampoco interviene y así hay trabajadores a la deriva“, aseveró el político marplatense.

Moyano analizó que el caso de la Boston tiene mayor repercusión por su carácter “emblemático” pero aseguró que la situación que se da en la confitería es una “realidad que pasa en muchos lados”. “La primera vez que vine me encontré con un monton de mensajes de empresas que tal vez no son conocidas y que estaban en la misma situación”, recordó.

Además, el diputado de Red por Argentina, el nuevo espacio que rompió con el Frente Renovador de Sergio Massa, sostuvo que el reclamo que impulsan sus 12 trabajadores sólo tiene como objeto “hacer que se cumpla con la ley”.

Los trabajadores ni siquiera cobraron indemnización y estuvieron meses sin cobrar el sueldo o cobrando en cuotas y la verdad que nosotros como defensores de los trabajadores y como representantes del pueblo tenemos la obligación de estar acá acompañando la justo”, reconoció, y agregó: “El empresario se fue, abogando una situación de crisis que según lo que pudimos saber no es tal, y no cumpliendo con la ley”.

El local que está en Buenos Aires y Belgrano ya tuvo un pedido de desalojo, y si bien desde los sindicatos que nuclean a los gastronómicos y pasteleros confían que una medida de estas características debería dilatarse en el tiempo, está latente la preocupación después de lo sucedido semanas atrás en la sucursal de Urquiza y la Costa.

Comentarios