A 18 años del aberrante crimen, habrá otra marcha por Natalia Melmann

La familia de la víctima que fue asesinada en febrero de 2001 convocaron a movilizarse desde las 20.30, con una concentración que se gestará en las calles 21 y 28. En diciembre, la Justicia le había vuelto otorgar salidas transitorias a los tres ex policías que fueron condenados por el salvaje homicidio.

Por Redacción

lunes 4 de febrero, 2019

Familiares y organizaciones convocaron para este lunes por la noche a una nueva movilización para insistir por el grito de Justicia para Natalia Melmann, quien hace 18 años fue víctima de un aberrante crimen en un descampado de Miramar después de ir a bailar a un boliche.

La convocatoria tiene lugar a las 20.30 en las intersecciones de las calles 21 y 28 de la vecina localidad, y se produce luego de distintos reveses judiciales que sufrió la familia de la menor, que apenas tenía 15 años cuando le arrebataron su vida.

En diciembre, la Justicia decidió otorgarles salidas transitorias a Oscar Echenique, Ricardo “Rambo” Anselmini y Ricardo “El Mono” Suárez, los ex tres policías condenados por el brutal secuestro, abuso sexual, tortura y asesinato de la joven, cuando antes ya les había sido revocado ese beneficio.

Y en julio se absolvió a Ricardo Panadero, que fue sometido a un juicio a 17 años del hecho, siendo acusado como el cuarto partícipe del homicidio. Los jueces Jorge Peralta, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro, del Tribunal Oral en lo Criminal N°4, finalmente hicieron lugar al planteo de la defensa del ex efectivo, entendieron que los elementos probatorios en su contra eran insuficientes y lo declararon “inocente”.

En la fecha del dictamen, hubo manifestantes presentes en las inmediaciones de Tucumán y Brown que arrojaron piedras, bolsas de basura y otros objetos a los policías, que decidieron avanzar con una represión que incluyó disparos de balas de goma.

EL EMBLEMÁTICO CASO

La adolescente de 15 años había desaparecido en horas de la madrugada del 4 de febrero de 2001, después de ir a bailar a un boliche de Miramar. Tras una intensa búsqueda, cuatro días más tarde, su cuerpo fue encontrado sin vida, escondido en un vivero municipal.

La autopsia después confirmaría que Natalia Melmann fue víctima de abusos sexuales reiterados, además de sufrir diversas quemaduras, ser maniatada y estrangulada con el cordón de sus zapatillas.

En 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 encontró culpables de Ricardo Suárez, Oscar Echenique y Ricardo Anselmini, que se desempeñaban como policías de esa ciudad, por los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía, en concurso con dos o más personas para procurar su impunidad”.

Los efectivos de la Policía Bonaerense fueron condenados a reclusión perpetua, aunque después la defensa apeló esta condena y se la redujo a prisión perpetua. Otro de los involucrados en el caso fue Gustavo Fernández, conocido como “El Gallo”, a quien la Justicia consideró como la persona que entregó a Melmann a los policías. Para él, debía purgar 25 años de cárcel y es el único de los imputaos que ya se encuentra en libertad.

Comentarios